viernes, 28 de noviembre de 2008

Artículo denuncia:COMPRAR BILLETES ELECTRONICOS DE RENFE “PUEDE PERJUDICAR SERIAMENTE LA SALUD”

Después de la catástrofe en el aeropuerto de Barajas decidí viajar en tren, lo que no quiere decir que no lo haga de nuevo en avión después de la reciente experiencia. Saco un billete electrónico a través de la Web de Renfe, lo pago con mi tarjeta de crédito, me responden dándome conformidad y verificando el pago, siguiendo sus instrucciones obtengo mi propio billete informático.
Al día siguiente subo en el tren “con un único vagón” con destino a Barcelona, pero con trasbordo en Monforte de Lemos. Una vez arriba y sentada el supervisor de RENFE me dice que el billete NO ES VALIDO, que no tengo reserva y que no tengo sitio en ese tren (aunque en todo el vagón solo éramos unas diez personas). Yo me sentí como una invasora que quisiera estafar a RENFE, “tengo billete de ida y vuelta y he pagado 109 E por él” le contesté inquieta y algo nerviosa. “No se preocupe Sra. Yo no tengo constancia de su pasaje y no la tengo en la lista de viajeros pero déjeme la hoja que ya veré…” Extraño como parezca, pero sumamente amable, como media hora después regresó: “Problema solucionado, viaje usted tranquila…” “Pues muchas gracias”, dije yo. Lo que ocurrió no lo sé pero la solución fue efímera porque hubo otro atranco, algo más liviano, con el supervisor del siguiente tren desde Monforte de Lemos.
Al volver a Galicia, en la estación de Sants, en Barcelona, y antes de embarcar pasó tres cuartos de lo mismo. Con toda amabilidad y educación, eso sí, pero estuve veinte minutos detenida en la zona de seguridad en el vestíbulo de la estación, y el supervisor, que resultó ser el mismo que luego estaba en el tren, se puso en comunicación telefónica con varios departamentos, no lo sé, y con una lista de viajeros con sus números clave (mi billete tenía certificado uno que no les coincidía a pesar de que tenía asignada mi plaza en reserva) y cinco minutos antes de la salida yo les protesté. El hombre me dijo “No se preocupe Sra. que el tren no va a salir sin usted…” Luego lo comprendí porque vi que él mismo tenía que viajar en el mismo tren. Me asignaron un empleado para que me llevara la maleta y me la colocara en el vagón, justo en mi plaza asignada en mi billete electrónico, que nadie estaba ocupando y que no figuraba en la lista del supervisor, lo que me da a entender que de algún modo desconocido por los empleados estaba reservada para mí.
En fin, me dio la sensación de que iba a viajar por compasión. Las cosas claras ¿qué diremos? ¿que el sistema funciona...? ¡Funcionan las personas! Quince horas de algo mejorado, pero cansadísimo, viaje de tren (trasbordo incluido) comparado con la hora de avión A Coruña – Barcelona, salvado por la diligencia de los empleados cara al público, frente a la ineficacia de la coordinación interna de la sobrevalorada informática; RENFE y ella no se llevan bien, tendremos que volver al billete de ventanilla.
Lucía Vilches

martes, 25 de noviembre de 2008

ESTA ES LA HISTORIA Y ASI ME LA CONTARON: Dinastía de herreros


Esta es la historia y así me la contaron: ALEX REY GONZALEZ

Entrevistado por Luci Vilches


Eran los años 50, toda España con muchas carencias, también Galicia. Las tierras de cultivo daban pan escaso y mis abuelos José María y María querían algo más, una casita donde vivir y formar su familia, así que como otros muchos se fueron en un largo y nada cómodo viaje a HACER LAS AMERICAS con la meta de volver en cuanto juntaran lo suficiente.

Su oficio aquí era en aquel tiempo muy necesario: FERRADOR. La abuela María hacia la Herradura en la fragua dándole al fuelle y martillo, y el abuelo José las adaptaba y colocaba tanto en caballos como en vacas, que en la época trabajaban duro además de criar y dar leche, es posible, según dicen, que ya nadie sepa hacer una herradura para vaca, solo María mi abuela. Hoy en día las fraguas son de propano y las herraduras vienen hechas, tan sólo hay que adaptarlas al caballo.

Como ya dije, aquí era muy poco lo que se ganaba de manera que estuvieron trabajando en Venezuela unos 30 años en otros oficios. Viviendo allí tuvieron dos hijos: mi tío y mi madre que trajeron a nacer a España, y cuando las cosas se pusieron mal regresaron cumpliendo su deseo de hacer su casa y la de sus hijos; y nací yo un gran aficionado a los caballos, con siete años hice una cuadra de madera para mi primer caballo, una yegua (Ruth) regalo de mi abuela, que tuve hasta los 19 años.

Me planteé demostrar que me podía valer por mí mismo y trabajar alejado de la familia, pero el recuerdo de mi abuelo, que tanto quise, y su esfuerzo por beneficiar a toda la familia, me hizo cambiar de opinión y acabé siendo lo que había sido él, mi bisabuelo, y todos sus hermanos: ¡FERRADOR! Como ya estaba entrenado desde niño y contando con la experiencia que me podía aportar mi abuela me puse a trabajar.

Hoy hay que estar más preparado; fui a estudiar a Barcelona y Madrid “Técnico Herrador” y “Maestro Herrador”. Después en Francia cursos especializados en “Podología Equina”. (Todos estos cursos tuve que financiarlos con mi propio trabajo de autónomo porque no hay ningún tipo de subvención). Ha habido una gran evolución en el oficio porque como sabemos hoy un caballo se tiene por el placer de tenerlo y es un lujo, y a las vacas ya no se les ponen herraduras.

Vivo mi profesión y me gustan los caballos. Tengo uno clasificado para la final del campeonato de España (consiste en mirar morfológicamente al caballo más racial al PRE – Pura Raza Española), ya está preseleccionado entre los 20 que participarán en la tercera semana de Noviembre, y uno de los mejores de cuatro años de Galicia. Estoy orgulloso de mi trabajo, en mí ha vuelto a ser tradición familiar. Soy padre de familia, joven, 25 años, y tengo una niña: María y un niño: Alex que perfectamente pueden ser los siguientes FERRADORES de la saga. La vida sigue igual como si no pasara el tiempo.

Relatado por Alex Rey González .







¿Tienes una historia interesante que contar? ¡Llámanos¡ (El Periódico de Arteixo)

LAS AGUAS PROFUNDAS DE LA POBREZA

LAS AGUAS PROFUNDAS DE LA POBREZA:
Nos encontramos de vacaciones, las vacaciones sencillas que hacemos la gente de a pié. Recorremos algo de Galicia y un poco de Portugal; Santiago, Vigo, El Morrazo (un poco de las Rías Bajas), cruzamos desde Cangas a Vigo en el barco "Isla de Ons", llegamos al puerto de Vigo, por cierto se encuentra atracado un barco de super lujo, el "Independence of de seas", una verdadera ciudad flotante con capacidad para 3634 pasajeros y 1360 tripulantes, con una longitud de 339 mt por 56 de anchura, más de 12 cubiertas, con terrazas individuales acristaladas, un verdadero "Titánic".
Una vez en puerto cruzamos la calle y al otro lado nos encontramos la típica zona de "La Piedra" con hoteles y restaurantes de lo mejor en degustación de buen marisco. Una escalinata nos lleva a una plaza y de allí a calles empinadas, entre ellas la calle de Los Cestos y en lo alto plazas amplias con soportales y terrazas de bares y cafeterías. En la plaza de la Puerta del Sol nos sentamos en la terraza de una cafetería; al otro lado contemplamos la famosa calle Príncipe, estamos cansados y pedimos un refresco. Tiempo de relax que parece que están esperando todos los mendigos y vendedores ambulantes; primero nos abordan dos: un hombre y luego una mujer, piden prestada una moneda, están "colocados" y son nacionales. Después nos viene un rumano, dice que tiene hambre, nos pide de merendar y se sienta al lado. Luego los que intentan hacerse camino en el mundo del periodismo: estudiantes con sus panfletos de protesta social (no se les quita la razón). El rumano nos pide una cantidad de Euros que le faltan para volver a Rumania, según dice duerme en la calle como los dos primeros, varios días después seguía en su "puesto de trabajo". Una gran representación de diversos puntos de Africa (Senegal, Guinea, Nigeria, entre otros) nos ofrecen sus mercancías, te queda muy claro que el tercer mundo nos ha venido a visitar y conviven con nosotros bajo las aguas turbias y profundas de la pobreza .
¿Recuerdan el barco del que hemos hecho alusión? Alguno de los pasajes que hacen un trayecto relativamente corto cuestan más de 3000 Euros. Esa noche dormían plácidamente en camarotes de súper lujo, mientras que al otro lado de la calle, nuestros inoportunos visitantes, los pobres, dormían no tan plácidamente en cajas de cartón, y es que a los pobres "los tendremos siempre con nosotros", lo dijo Jesús.

Lucia Vilches (Stbre 2008)

Artículo de opinión: EL COLTAN

Artículo informativo cultural

El COLTAN: El elevado precio de nuestros móviles (y otros artilugios)

Coltán es la abreviatura de columbita y tantalita, minerales que contiene el tipo de roca explotada en el Congo (país que posee el 80% de las reservas mundiales de coltán) de estos minerales se extrae el tantalio y el niobio, utilizados en la industria de aparatos eléctricos, centrales atómicas, misiles, fibra óptica, condensadores, etc, destinándose buena parte para los componentes de teléfonos móviles. El tantalio se usa para microchips de última generación, baterías de larga duración, videojuegos y portátiles. Antes del 2000 comenzaron a escasear las reservas de coltán en Australia, Brasil y Tahilandia, que en conjunto tienen sobre el 20 % de las reservas mundiales. Por esta razón, según las noticias internacionales, SONY aplazó su segunda versión de Play Station 2. Todos miraron hacia el Congo, que posee el 80 % de las reservas en su subsuelo, cerca de la frontera con Ruanda y Uganda; este mineral se ha considerado la primera causa de la última guerra del Congo que comenzó en 1998 y terminó oficialmente en 2003. Según el informe de Naciones Unidas murieron más de 3.500.000 personas en ese conflicto entre la República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda, otros informes alcanzan la cifra de cuatro millones.
Parece que la más beneficiada fue Ruanda, según informes de Human Rigth Watch, que empleó al ejército regular y guerrillas financiadas para su propósito económico: usar a prisioneros hutus, población local y también niños para extraer el preciado mineral. Dicho sea de paso, según cuentan, hay que remover toneladas de aluvión para conseguir un kilo de coltán, según informes cada kilo de coltán lo pagan con su vida tres niños. Durante el transporte hasta su destino de cuatro a cinco veces se pagan comisiones de peaje a funcionarios de alto rango y guerrillas.
En el año 2000 Ruanda ganó 40.000.000 de dólares en Diamantes, 15.000.000 por oro y 191.000.000 en coltán. Uganda ingresó 1.800.000 dólares por diamantes, 105.000.000 por oro y 6.200.000 por coltán. Todo extraído del territorio fronterizo de su vecino común: la República Democrática del Congo. Ni los Estados Unidos de Norteamérica, ni la Unión Europea, hicieron un esfuerzo verdadero por acabar con el conflicto en detrimento de sus intereses económicos. Los invasores saqueadores: Ruanda y Uganda, en vez de recibir una reprensión fueron premiados por los países receptores del preciado material. La Agencia de Ayuda Británica (DFID) anunció en el año 2000 una ayuda de 95.000.000 de dólares a 3 años sin intereses para el gobierno ruandés, difícil de entender la necesidad que pudiera tener un país que le sobraron recursos par invadir a sus vecinos y que gasta en el negocio de la guerra 60.000.000 de dólares al año. Tanto Ruanda como Uganda se beneficiaron, durante el periodo “oficial” de la guerra, de la ayuda que se les concedió, y no solo eso sino que además se les canceló parte de la deuda externa, fueron considerados modelo de desarrollo económico, recibieron ayuda militar durante el conflicto y se firmaron planes de cooperación entre Estados Unidos y estos dos países.
Lucia Vilches
(Datos obtenidos de diagonalperiódico)