martes, 25 de noviembre de 2008

Artículo de opinión: EL COLTAN

Artículo informativo cultural

El COLTAN: El elevado precio de nuestros móviles (y otros artilugios)

Coltán es la abreviatura de columbita y tantalita, minerales que contiene el tipo de roca explotada en el Congo (país que posee el 80% de las reservas mundiales de coltán) de estos minerales se extrae el tantalio y el niobio, utilizados en la industria de aparatos eléctricos, centrales atómicas, misiles, fibra óptica, condensadores, etc, destinándose buena parte para los componentes de teléfonos móviles. El tantalio se usa para microchips de última generación, baterías de larga duración, videojuegos y portátiles. Antes del 2000 comenzaron a escasear las reservas de coltán en Australia, Brasil y Tahilandia, que en conjunto tienen sobre el 20 % de las reservas mundiales. Por esta razón, según las noticias internacionales, SONY aplazó su segunda versión de Play Station 2. Todos miraron hacia el Congo, que posee el 80 % de las reservas en su subsuelo, cerca de la frontera con Ruanda y Uganda; este mineral se ha considerado la primera causa de la última guerra del Congo que comenzó en 1998 y terminó oficialmente en 2003. Según el informe de Naciones Unidas murieron más de 3.500.000 personas en ese conflicto entre la República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda, otros informes alcanzan la cifra de cuatro millones.
Parece que la más beneficiada fue Ruanda, según informes de Human Rigth Watch, que empleó al ejército regular y guerrillas financiadas para su propósito económico: usar a prisioneros hutus, población local y también niños para extraer el preciado mineral. Dicho sea de paso, según cuentan, hay que remover toneladas de aluvión para conseguir un kilo de coltán, según informes cada kilo de coltán lo pagan con su vida tres niños. Durante el transporte hasta su destino de cuatro a cinco veces se pagan comisiones de peaje a funcionarios de alto rango y guerrillas.
En el año 2000 Ruanda ganó 40.000.000 de dólares en Diamantes, 15.000.000 por oro y 191.000.000 en coltán. Uganda ingresó 1.800.000 dólares por diamantes, 105.000.000 por oro y 6.200.000 por coltán. Todo extraído del territorio fronterizo de su vecino común: la República Democrática del Congo. Ni los Estados Unidos de Norteamérica, ni la Unión Europea, hicieron un esfuerzo verdadero por acabar con el conflicto en detrimento de sus intereses económicos. Los invasores saqueadores: Ruanda y Uganda, en vez de recibir una reprensión fueron premiados por los países receptores del preciado material. La Agencia de Ayuda Británica (DFID) anunció en el año 2000 una ayuda de 95.000.000 de dólares a 3 años sin intereses para el gobierno ruandés, difícil de entender la necesidad que pudiera tener un país que le sobraron recursos par invadir a sus vecinos y que gasta en el negocio de la guerra 60.000.000 de dólares al año. Tanto Ruanda como Uganda se beneficiaron, durante el periodo “oficial” de la guerra, de la ayuda que se les concedió, y no solo eso sino que además se les canceló parte de la deuda externa, fueron considerados modelo de desarrollo económico, recibieron ayuda militar durante el conflicto y se firmaron planes de cooperación entre Estados Unidos y estos dos países.
Lucia Vilches
(Datos obtenidos de diagonalperiódico)

No hay comentarios: