martes, 25 de noviembre de 2008

ESTA ES LA HISTORIA Y ASI ME LA CONTARON: Dinastía de herreros


Esta es la historia y así me la contaron: ALEX REY GONZALEZ

Entrevistado por Luci Vilches


Eran los años 50, toda España con muchas carencias, también Galicia. Las tierras de cultivo daban pan escaso y mis abuelos José María y María querían algo más, una casita donde vivir y formar su familia, así que como otros muchos se fueron en un largo y nada cómodo viaje a HACER LAS AMERICAS con la meta de volver en cuanto juntaran lo suficiente.

Su oficio aquí era en aquel tiempo muy necesario: FERRADOR. La abuela María hacia la Herradura en la fragua dándole al fuelle y martillo, y el abuelo José las adaptaba y colocaba tanto en caballos como en vacas, que en la época trabajaban duro además de criar y dar leche, es posible, según dicen, que ya nadie sepa hacer una herradura para vaca, solo María mi abuela. Hoy en día las fraguas son de propano y las herraduras vienen hechas, tan sólo hay que adaptarlas al caballo.

Como ya dije, aquí era muy poco lo que se ganaba de manera que estuvieron trabajando en Venezuela unos 30 años en otros oficios. Viviendo allí tuvieron dos hijos: mi tío y mi madre que trajeron a nacer a España, y cuando las cosas se pusieron mal regresaron cumpliendo su deseo de hacer su casa y la de sus hijos; y nací yo un gran aficionado a los caballos, con siete años hice una cuadra de madera para mi primer caballo, una yegua (Ruth) regalo de mi abuela, que tuve hasta los 19 años.

Me planteé demostrar que me podía valer por mí mismo y trabajar alejado de la familia, pero el recuerdo de mi abuelo, que tanto quise, y su esfuerzo por beneficiar a toda la familia, me hizo cambiar de opinión y acabé siendo lo que había sido él, mi bisabuelo, y todos sus hermanos: ¡FERRADOR! Como ya estaba entrenado desde niño y contando con la experiencia que me podía aportar mi abuela me puse a trabajar.

Hoy hay que estar más preparado; fui a estudiar a Barcelona y Madrid “Técnico Herrador” y “Maestro Herrador”. Después en Francia cursos especializados en “Podología Equina”. (Todos estos cursos tuve que financiarlos con mi propio trabajo de autónomo porque no hay ningún tipo de subvención). Ha habido una gran evolución en el oficio porque como sabemos hoy un caballo se tiene por el placer de tenerlo y es un lujo, y a las vacas ya no se les ponen herraduras.

Vivo mi profesión y me gustan los caballos. Tengo uno clasificado para la final del campeonato de España (consiste en mirar morfológicamente al caballo más racial al PRE – Pura Raza Española), ya está preseleccionado entre los 20 que participarán en la tercera semana de Noviembre, y uno de los mejores de cuatro años de Galicia. Estoy orgulloso de mi trabajo, en mí ha vuelto a ser tradición familiar. Soy padre de familia, joven, 25 años, y tengo una niña: María y un niño: Alex que perfectamente pueden ser los siguientes FERRADORES de la saga. La vida sigue igual como si no pasara el tiempo.

Relatado por Alex Rey González .







¿Tienes una historia interesante que contar? ¡Llámanos¡ (El Periódico de Arteixo)

No hay comentarios: