martes, 20 de enero de 2009

EL TEATRO DE LA VIDA 1 HISTORIA DE UN SUEÑO

Soñé que del corazón
De Dios la vida nacía.
Y como una enredadera
Sobre la tierra caía.
Caía como racimos
De vid gigante y jugosa,
Y en ella se complacía,
El gran Dios, y sembró rosas,
Y el olivo, y el granado,
Y las flores olorosas,
Que crecen al sol dorado.
En los campos, la semilla
Para su bello alfombrado.
Y los peces en el agua,
Que limpios, que plateados.
pájaros puso en el aire
de mil colores y cantos
Y el lobo, y el leoncillo,
Y el cordero y el cervato,
Pacen juntos juguetean,
Y retozan recostados
¡Hay que ver cuanta armonía,
Debe ser que lo he soñado.
Era el jardín una perla
de belleza singular
era un zafiro precioso
una esmeralda sin par.
Miran bien dicen sin pausa
¡que bello es este lugar!

Los ángeles extasiados,
Se inclinan ante su Padre
Y admirando lo creado,
Le alaban cantan y aplauden,
Mas…aun no ha terminado
Del jardín coge la arcilla
La moldea con amor
La besa con tierno abrazo
Le insufla y le da vigor.
Abre los ojos un hombre
Que era la gloria de Dios.
Pero mirándolo solo
De su costilla formó,
Una mujer y a su lado,
Como esposa le entregó.

Celebran los esponsales,
El sus votos regaló
“Tu eres hueso de mi hueso
Carne de mi propio yo”
Dios que es su padre y amigo
Derrama su bendición.

De la mano por los campos,
Del jardín y alrededor
Andan juntos, rien gozan
Niños llenos de candor¡
Ella como una princesa,
Peina su pelo dorado
Y una mariposa bella ,
En lo alto se ha posado.
La mira con embeleso,
El reciente desposado,
No puede quitar los ojos
¡Está tan enamorado!

Entre mirara y mirada,
Se olvidaron de que allí,
También había serpientes
Con veneno de la aspid

La hierba estaba mojada
La mañana calurosa
La mujer desocupada
Y la fruta ¡tan jugosa!

La serpiente deslizante
Al oído le sopló
¡comela…verás que goce
Sabrás..lo que sabe Dios!

No podría, Dios ha dicho
Que ni la toque no..no..
Yo solo vengo.. a mirarla
Pero hoy hace calor
Y no hay fruta mas jugosa
Que la del árbol de Dios.
Una entre tantas, seguro
Que nadie lo notará.
Cuando viene su marido,
A el también se la da.

Un viento viene de lejos.
Dios los viene a visitar
Y escondidos como ardillas
Entre las flores están.

¡Adan donde estás mi hijo!
Estoy aquí padre mio
En la distancia te oí
Y como estaba desnudo
Sentí frio y me escondí.
¿Quién te dijo que desnudo
Andabas por el jardín,
Es que acaso de mi árbol…?
Me dieron, y lo comí,
Yo nada… fue la mujer
Que sacaste de mi pecho,
La que con mimos y halagos,
Esta cosa ruin ha hecho.

Yo.. no fui.. fue la serpiente
Que de tu árbol colgaste
Y yo…¿ que podía hacer
Si de fruta lo colaste?

Y así fue desarraigada
De Dios la vid de la tierra
Y así le dieron la espalda,
No tejieron triple cuerda.

Al cielo se fue el Divino,
Y tan solos nos dejó
Que muriéndonos estamos
Y El…lleno de dolor

“¿A quien enviaré por ellos,
Quien les podrá consolar,
Librarlos de su pecado
Y yo los pueda arraigar
en mi corazón sangrado?
Allí el hijo de su amor
Le está escuchando apenado

“No temas , he de ir yo
Les enseñaré tu nombre
Les hablaré de tu amor
Les libraré del pecado
Y de nuevo hacia tu lado
Regrésame, por favor.”

No hay comentarios: