jueves, 1 de enero de 2009

UN CUENTO, DOS CUENTOS, TRES CUENTOS PARA MAYORES

Un reconocido matemático, un ingles de familia numerosa, el mayor de once hijos, su nombre Charles Lutwidge Dodgson, que curiosamente no se hizo famoso por su habilidad y dominio de los números, sino por una obra maestra de la fantasía. Nos regaló un cuento conocido y reconocido por todo el mundo, se trata de Alicia en el país de las maravillas. En el relato nos encontramos con un personaje, un conejo blanco, grande, un inquieto siempre con prisa, estresado, siempre ocupado, siempre con el reloj y siempre llegando tarde. Otros animalitos siempre pendientes de la hora del té y celebrando los no cumpleaños, o sea 364 días al año de diversión y festejo, un gato risueño que aparece y desaparece. Un juego deportivo con normas irracionales y una Reina de corazones haciendo uso desmesurado de poder, pidiendo que corten cabezas , no importa, sea lo que sea lo que hagan ¡ Que le corten la cabeza. ¡
Este escritor que firmaba sus cuentos con un seudónimo “Lewis Carroll” era zurdo, dicen que los zurdos tienen una visión distinta del mundo y en este caso nos muestra un mundo al revés, la inversión de lo que en general se considera normal o adecuado.
hoy ya no podemos decir que “lo parecido a la realidad es pura coincidencia

Carlo Collodi escribió el cuento: Las aventuras de Pinocho, publicado en Italia semanalmente en Il Giornale dei Bambini (el primer periódico italiano para niños) entre 1882 y 1883. Pinocho era un muñeco de madera, el sueño de un carpintero sin hijos que ansiaba ser padre. Tanto le pidió a Dios que amaneció el día en que al abrir la puerta de su carpintería , va a ver a su muñeco, la obra de sus manos y ¡que sorpresa, estaba vivo! Le compra ropa, lo viste, le consigue unos libros y lo envía al colegio donde en vez de educación lo que consigue son malas compañías que le enseñan a mentir y engañar haciéndose un delincuente, presa fácil de depredadores urbanos que le prometen mucho para acabar convirtiéndolo en un verdadero burro. El padre aunque ha sido un consentidor y lo ha mimado de más, no pierde la esperanza de recuperar a su hijo de madera y que se convierta en un niño de verdad, lo sigue por todos los malos caminos que ha emprendido hasta conseguir mover los sentimientos del muñeco vivo hecho de pino. Se encuentran, se comprenden, el niño deja de mentir y se convierte en un ser humano de verdad. El carpintero es feliz, y el niño desde entonces se deja acompañar por su recién adquirida conciencia representada por su amigo Pepito grillo.

Dice un cuento japonés: Era un bosque precioso, un vergel lleno de color donde todos los animales eran felices y tenían más que lo necesario, se sentían a gusto en el lugar placentero donde habían nacido o habían escogido para vivir. Como no hay nada que dure eternamente, un día, no se sabe si fortuito o provocado, un gran incendio comenzó a devorar el bosque de forma inesperada, todos los animales al ver en peligro sus vidas corrían despavoridos alejándose en tropel. Sin embargo un pajarito, pequeño y valeroso se quedó y, como podía, con sus alitas y su pico soltaba unas gotitas de agua una y otra vez en su intento por sofocar el fuego. Un elefante que escapaba lo vio y le dijo “No seas tonto, escapa como todos, ¿no ves que vas a morir abrasado?”. El pajarito le contestó “yo he nacido y he vivido y he sido feliz en este bosque, no podría vivir en otro lugar es mi hogar, debo intentar por todos los medios salvarlo, así que me quedo”. Dios que todo lo ve se compadeció del pajarito y esa noche cayó una tormenta tal que se salvó el bosque y
pudieron volver a habitarlo, gracias a la tenacidad del pajarito….

Dedicado a todos los que celebran la vida con moderación todos los días del año
A los que viven sin prisas, aparcando el reloj de vez en cuando.
A los que aunque poseen poder no abusan de él.
A los que cuidan a sus hijos y no permiten que los corrompan.
Y… A los que sabiendo que tienen pocos recursos en todos los aspectos de la vida o en alguno, nunca se resignan.

LUCIA VILCHES

1 comentario:

xavier dijo...

Hola , me a gustado mucho el pasaje tan agradable que aqui brindas sobre lo importante que es creer en uno mismo y de ello no egoistamente enriquecerte si no compartilo como bién hace usted aquí... De corazón me a gustado se lo e leido ami mujer y se quedó como un angel dormidita :).Feliz vida.