martes, 24 de febrero de 2009

LAS MULTINACIONALES ELÉCTRICAS APALEAN LA ECONOMÍA DE LA ESPAÑA EN CRISIS

Dice un refrán popular que “pez que lucha contra la corriente queda electrocutado”. El eminente político de Estados Unidos Benjamín Franklin en 1789 pronunció la siguiente frase lapidaria que nunca ha tenido tanto sentido como hoy: “En este mundo no hay nada tan seguro como la muerte y los impuestos “. Podríamos tener una vida larga y saludable, dicen los médicos que conocen bien el tema, si mantenemos un corazón calmado y controlamos nuestras emociones, pero ¿cómo hacerlo cuando recibimos la factura de la luz y vemos que hemos pagado más de cuatrocientos euros, por tan solo apenas 20 días de lectura de contador de los cuales 3 días estuvimos sin suministro eléctrico por la tormenta? Ahora estamos realmente preocupados porque no se trata de una factura bimensual como hemos tenido hasta diciembre sino mensual y ni siquiera corresponde al mes entero. Examinamos: La mitad aproximadamente corresponde, según parece a la lectura del contador, la otra mitad a impuestos, IVA y recargos por “excesos” y otra vez IVA sobre los “excesos”. Excesos ¿bajo qué criterios? Pues, pasados de 25 kwh se considera consumo excesivo, a partir de eso se debe considerar un “lujo” el consumo. Para que lo comprendamos todos, si tenemos tres bombillas de 60 w que funcionan un promedio de 5 horas al día, en un mes hemos consumido 27 kwh, ¡ya te has pasado! A partir de ahí , cocinar es un lujo, poner a funcionar la lavadora, tener calefacción, planchar, aunque solo sea la camisa, secarte el pelo, usar el túrmix o bañarte con agua caliente, esas cosas sencillas que hacen que los españoles tengamos un mínimo de calidad de vida, se consideran un lujo que hay que pagar de forma extraordinaria, eso sin contar que tengas a un viejito necesitado de calor día y noche, y no pueda aguantar el frío del invierno con ropa, por causa de enfermedad, ¿Qué hacemos? Pues nada, a pagar el “lujo”. La cosa está entre la factura eléctrica o comer, así de sencillo, porque es sabido de todos que hay muchísimas familias, cada vez más, que apenas tienen cuatrocientos o quinientos Euros para poner la mesa todo un mes y los que tienen más medios absolutamente tienen que recomponer su economía y quitarlo de otras cosas que también son esenciales, quizás reteniéndose de comprar nuevos electrodomésticos que, por muy anunciados que estén, en vista del precio del consumo, solo nos servirían para guardarlos en un armario precintados. De modo que por más que se nos diga que para salir de la crisis hay que consumir nos encontramos que hemos sido vendidos a las multinacionales todos los consumidores y contribuyentes; sentimos que sufrimos un “latrocinio” legal que menguan nuestras posibilidades de subsistencia, contra el que no podemos luchar, solo dejar de consumir y volver al estado primigenio que yo recuerdo de hace cincuenta años: el fogón de carbón, la bolsa de agua caliente, el picón (carboncillo pequeño) para el brasero y la mesa camilla con las piernas adentro para no coger frío, aprovechar las horas del día, dormir mucho y pensar poco, y con el tiempo que nos sobre idear alternativas. Mientras tanto nos queda el derecho de siempre: ¡Asumir y patalear! Según se ve en el programa de TV de la tarde “España Directo” no es solamente un problema de Galicia, sino de todo el territorio nacional, con facturas de miles de Euros en hogares normales, con dos personas y algunos de jubilados que se han quedado sin sus ahorros. Nos remitimos a un refrán castellano: “Mal de muchos, consuelo de tontos”, mientras podamos por lo menos quejémonos, que eso duele y ¡Bienvenidos al club!

Perdón por haber escrito sin puntos y aparte, pero es que me he quedado sin respiración…

domingo, 15 de febrero de 2009

EL CAOS DEL SERVICIO DE URGENCIAS la crisis de la salud

Es domingo y es noche cerrada a las siete y poco más de la tarde. Nos llaman por teléfono del centro para mayores donde dos días antes habíamos llevado a la abuela para que la cuidaran mientras nos ausentábamos. Nos dicen que se acaba de caer y no saben si se ha hecho alguna lesión seria, de manera que con nuestro consentimiento la llevarían inmediatamente a urgencias, allí nos encaminamos. Llegamos antes que la ambulancia, vimos llegar en cosa de 15 minutos de 3 a cuatro o quizás más ambulancias, casualmente esas en particular transportaban a viejitos. Un caos en la puerta de entrada de urgencias del Juan Canalejo de siempre de la Seguridad Social de La Coruña. Las dos salas de espera de familiares de pacientes, a tope, no hay donde sentarse, por los pasillos, además de los que entran y salen sin orden ni concierto, las paredes tapadas por los que permanecen de pie apoyados y estando inquietos por sus familiares dolientes se resisten a irse hasta recibir información. Derecha, camillas, izquierda, camillas, sillas de ruedas por todos sitios. Médicos, enfermeras, pacientes, familiares, camillas, sillas de ruedas, camilleros, vigilantes de seguridad, todos mezclados en un viene y va caótico, que solo se puede controlar con una gran dosis de profesionalidad de parte del personal médico y atención al paciente, que son en realidad los que poco a poco van desenredando la madeja de semejante embrollo, y antes de lo que les da tiempo a pensar, tienen otra montada. A veces, y lo sé de buena tinta, no tienen tiempo en todo un turno, con perdón, “ni de ir a mear” (dicho textualmente por una enfermera). Más de una vez pierden los papeles ante las exigencias de personas que, como yo, no concebimos que para poder acceder a un servicio esmerado o simplemente esencial, como lo encontramos una vez que nuestro doliente, enfermo o paciente consigue ser ingresado a la planta correspondiente, tengamos que atravesar a nado y con poca experiencia este rio de cocodrilos que es conocido como Servicio de urgencias de Juan Canalejo. Ahora llamado C.H.U.A.C.
Tenemos unas instalaciones modernas con un edificio nuevo, precioso, cómodo, amplio, completo que a simple vista no le falta detalle, además de bonito. Sin duda en general tiene un personal de servicio de atención al enfermo de lo mejor, limpieza escrupulosa y otras más cosas entre las que están el servicio de cafetería, algo especial. Es una verdadera lástima que para tener acceso a esto que tanto dinero ha costado a todos los contribuyentes, primero tengamos que hacer una incursión por el hospital de campaña, como si fuera del África tercermundista del servicio de Urgencias de Juan Canalejo.
Afectuosamente a todos los trabajadores abnegados de la S.S. y a todos los pacientes pacientes.
L.Vilches.

viernes, 13 de febrero de 2009

DOS BELLAS ROSAS BLANCAS

Dos bellas rosas blancas
pusiste en mi camino
rocío y arco iris
de alegre vespertino.
La una es pan caliente
la otra dulce vino.
Aromas que perfuman
y dan vida a mi ser
calor y olor de leña
de pino y de laurel.
Blanca masa de pan
sobre el ascua de fuego
dos rosas primorosas
blancas como luceros.
La una es esperanza
la otra sentimiento
palomas de la paz
tan libres como el viento.
Dos rosas impolutas
blancas como la luna
son todo mi tesoro
son toda mi fortuna.

(A mis hijas)
Poemario Efemérides

jueves, 12 de febrero de 2009

GALICIA - VALLE DE LOUREDA DESPUES DE LA TORMENTA


De veras doy mi arco iris en la nube, y tiene que servir como señal del pacto entre yo y la tierra. Y tiene que suceder que cuando yo traiga una nube sobre la tierra, entonces ciertamente aparecerá el arco iris en la nube. (Génesis capítulo 9)






Amanener

miércoles, 11 de febrero de 2009

CONTADOR


Contador Gratis

domingo, 8 de febrero de 2009

No es verdad que la distancia sea el olvido
Cuando el cortometraje de nuestras vidas
Y los personajes que lo interpretan
Que ya no están
Deambulan cada día y en las noches,
Por todas las sendas de nuestro mundo inmortal,
Que son nuestros pensamientos
Llenos de amor, del inolvidable pasado

miércoles, 4 de febrero de 2009

EL TEATRO DE LA VIDA (Poema)


He tenido que unir tantas costuras
para poder vivir reconciliada
con la vida, con la muerte, con la duda
No tengo la certeza de que existo
o soy tan solo un eco, casi nada

Quise alejarme de la muerte
siempre prematura
para seguir amando confiada,
la paz, la convivencia y la cordura

Oculto en los colores del paisaje
se ciernen las tenebrosas sombras
Sibilinas sin matices siempre oscuras
tormentas de nubes enraizadas
tejidos sin urdimbre, sin textura

Todo está sutilmente maquillado
y un argumento inutil,bien filosofado
te inclina a la demencia, a la locura

El teatro del mundo con su farsa
un espectáculo por siglos en cartel
alegría, humor, drama, tragedia
ayer sol, hoy lluvia, mañana niebla
hoy rio, mañana lloro, un lamento sonoro
una sonrisa corta, leve, concisa
un minuto de algarabía,
para caer luego en picado, desconsolado
sin un amigo con quien compartir
tus fracasados sueños anhelados,
solo... sin compañía

Y se van consumiendo dia a dia
sin piedad nuestras horas.

Nunca baja el telón
la misma trama, el mismo guión
¡Cambio de actores, que siga la función!

Y yo voy recogiendo, trozo a trozo
este mi corazón,
Pobre y audaz, teñido de esperanza
sobreviviente de las cenizas
de la metamorfosis del amor.

He tenido que unir tantas costuras
que ya no se si soy, o no soy yo