martes, 22 de septiembre de 2009

EL CAMINO DE LA VERDAD (poema)


En las veladas, tiritando camina
Por los senderos de su vasta soledad
Aullando por veredas clandestinas
La peregrina y auténtica verdad

Por los caminos resecos y agrietados
Buscando en torno el hálito perdido
Dando reposo al pecho dolorido
Halló la eternidad.

Lejos del hombre, apátrida del mundo
Fiel navegante ansiosa de otra orilla
Pidiendo a Dios e hincando la rodilla
Suelo fecundo halló en el estelar

Y la verdad pidió ser armonía
Del universo la fragante rosa
En el atardecer ser luz de día
Y en el jardín de Dios ser mariposa

Y así se despidió de un mundo
Que sin pensar, dormía

No hay comentarios: