sábado, 7 de noviembre de 2009

ESTRASBURGO Y LOS SIMBOLOS RELIGIOSOS

Lucía Vilches

Hay un tema en la calle desde que Estrasburgo ha favorecido la retirada de objetos de culto religioso en lugares públicos. Hay quienes los quieren, naturalmente los que los han promocionado, hay otros que no los quieren y una tercera parte de la población que le tiene sin cuidado.Principalmente la cuestion está con relación al crucifijo, aceptado como símbolo de un gran número de llamados cristianos, que no de todos. Todos los edificios religiosos y templos de todas las fes han introducido la costumbre desde siempre de incluir iconos, imágenes, cuadros, retablos y todo lo imaginable, como símbolos religiosos que han acabado siendo objetos de veneración: cuanta más ignorancia más imágenes, más ídolos, más simbolos... pero aún siendo este uso el resultado de la expresa voluntad consciente de los que los usan hay una realidad: las fes no se pueden imponer, ni forzar a los poderes públicos, hoy aconfesionales, para hacerlas permanecer en centros e instituciones transitadas y mantenidas con los impuestos de una población pluricultural de una gran diversidad de fes. Curiosamente el único templo reconocido y respaldado por el Dios de la Biblia ( o sea de los cristianos) El templo de Salomón no contenía imágenes de adoración por expreso mandato divino.
Bajo el nombre de la tolerancia hay unas actitudes de soberbia engreimiento y falsa condescendencia que priva de libertad y de auténtico respeto a las minorías y a los mal llamados ateos que en su mayor parte lo que son es anticlericales. Recordemos como dicen las Sagradas Escrituras que "Dios hizo de un solo hombre toda nación de hombres " y otra vez " Andamos por fe y no por vista" Estas dos citas del Apostol de Cristo Pablo. Lo que excede de esto es decadentemente humano.

No hay comentarios: