lunes, 26 de abril de 2010

GENOCIDIO, CUATROCIENTOS MILLONES

CUATROCIENTOS MILLONES 16 abril

Finales de abril y al parecer, por fin ha llegado la primavera. Amanece temprano y radiante con un verdadero concierto de cantos de pájaros en los bosques no llueve y los vecinos nos saludamos sin prisa. Los campos están llenos de flores y hasta apetece cortar el césped para después tomar un poco el sol, solo un rato pequeño, no nos olvidemos que está muy agresivo
por culpa del deterioro de la capa de ozono.
Los gallegos y todos los que vivimos aquí ,creo que no estamos bien conscientes de que vivimos en un lugar que, aunque contaminado aún tiene mucho potencial para restablecer la salud del ecosistema y después de tanta lluvia el suelo y el aire y el mar, parecen limpios, desde luego mucho más que otros lugares. En los parques y plazas los niños juegan cerca de la mirada vigilante de sus madres y padres , ausentes de todo mal, súper protegidos y…no quiero aguar la fiesta a nadie pero un día ya pasado de este mes de abril se ha conmemorado el día de la infancia violentada por la esclavitud . Cuatrocientos millones de niños y niñas esclavizados a trabajos forzados, vendidos hasta por sus padres para trabajar en las minas exteriores y subterráneas, también como soldados para carne de guerra. Vendidas y vendidos a la prostitución del llamado “turismo sexual” y aquellos otros terriblemente reservados para trasplante de órganos para enfermos ricos no dispuestos a esperar y que ni siquiera quieren saber de dónde procede su “salvación”, de ellos se aprovecha todo.
Ustedes lectores ¿No se preguntan igual que lo hago yo ,cómo es posible que podamos hablar de estos temas sin sonrojarnos, sin sentirnos un poco responsables por ir aceptando poco a poco como algo asumible, o como si esto pasara tan lejos de nosotros que no nos afectara?, ¿de verdad es así?
Cuatrocientos millones de niños explotados por la industria feroz avara y asesina, la misma que mandó asesinar al niño pakistaní que después de haber sido vendido como esclavo por su padre para pagar la deuda contraída de los gastos de una boda familiar, se atrevió con doce años a abanderar movimientos de organizaciones a favor de la liberación, y lo pagó con la vida , lo mataron de un disparo. No nos olvidamos tampoco de los, entre cuarenta y cincuenta millones de niños que son rechazados por sus madres antes de nacer por medio de abortos provocados. Una población como toda Francia, CADA AÑO. A la infancia, a esa raza modesta, se le ha declarado la guerra y la están perdiendo. Esto sí que es un genocidio.
2ªTIM. 3:1-5
LUCIA VILCHES MOYA



El 16 de abril de 1995, el niño pakistaní Iqbal Mashib, católico, militante de la sección infantil del Frente de liberación del Trabajo Forzado de Pakistán, fue asesinado a la edad de 12 años por la mafia de la tapicería, después de múltiples amenazas, por cerrar empresas en las que todos los trabajadores eran niños esclavos
(Nota sacada de internet)

No hay comentarios: