lunes, 18 de octubre de 2010

LA VIDA ES BELLA

Dos Rosas Blancas
lucivilches@terra.es

¿Hay algo más conmovedor que el nacimiento de un bebé? Si. La resurrección de un bebé.
Una noticia ha hecho que nos recorra un escalofrío de emoción por todo el cuerpo.
Una mujer, una australiana embarazada de 27 semanas acude rápidamente al hospital porque se le presenta el parto prematuro. Nace una niña y detrás un niño que al parecer nace muerto y así lo verifican, pero la madre pide que le traigan a su hijo que aún no llega a pesar un kilo. Le aseguran que está muerto y que no se puede hacer nada por él, aun y así la madre lo pone sobre su pecho desnudo, lo abraza, lo acaricia, lo besa y le habla entre lágrimas diciéndole cuantos planes tienen hechos para él tanto ella como el padre. La quieren convencer de que lo deje, el niño está muerto y todo lo que está haciendo es inútil pero ella , no ceja. El bebecito sorprendentemente bosteza, el médico le dice que no se haga ilusiones, eso en un acto reflejo. La madre sigue acurrucándolo y acariciándolo mientras no le deja de hablar, incluso le pone en los labios con sus dedos algo de leche que recoge de su pecho. El bebé entonces y después de dos horas de no dar ninguna señal de vida, abre sus ojitos, comienza a mover su minúscula cabecita y con su manita coge el dedo de su felicísima madre.
De este caso único hasta el día de hoy, hace ya cinco meses. El niño y su hermana están sanos y fuertes y los orgullosos padres dando a conocer su experiencia por todo lugar.
Dicen los comentaristas que los creyentes, a esto le llaman “MILLAGRO” y otros no creyentes le han llamado “AMOR”. Una cosa es cierta. La vida nos rodea, está por todas partes y no existiría sin amor, así que bien podríamos llamarle. EL MILAGRO DEL AMOR y es que ¡La vida es bella¡

No hay comentarios: