viernes, 17 de diciembre de 2010

LA SALUD Y LA MEDICINA ALTERNATIVA

. LA SALUD, LA MEDICINA ALTERNATIVA EN LA TERCERA EDAD


Para hacer frente a la enfermedad se ha investigado y se sigue investigando. Muchos médicos piensan que lo mejor es la llamada medicina convencional, es decir, medicamentos producidos por empresas farmacéuticas.
Nunca antes hubo tantas medicinas y tampoco nunca antes hubo tantas enfermedades nuevas que aparecen cada día. Muchas veces los medicamentos han ayudado y por desgracia también han perjudicado el estado de salud de quien las toma. Las medicinas que se usan para enfermedades localizadas, no siempre tienen en cuenta la integridad del cuerpo que la sufre. Cada vez hay más personas que optan por terapias alternativas. Se caen las barreras que impedían ver con confianza a otras medicinas que no sea la convencional que aún es la única que se enseña en las universidades y se ofrece en los hospitales, sin embargo estas segundas están dando buenos resultados y captan más la atención, no solo de los enfermos sino también de asociaciones médicas. Ya hay facultades de medicina donde se imparten clases de medicina alternativa. Hay lugares donde 1 de cada tres personas escoge esa, llamemos nueva medicina.
El Dr. Fisher del Royal London Homeopatic Hospital, entre otras cosas dijo…”. Solo hay medicina buena y medicina mala». Hemos de saber elegir y reconocer el valor de lo que se nos ofrece puede ser de gran beneficio. Cefaleas, fatiga extrema, dolor muscular de articulaciones, eccemas, sarpullidos, asma, sinusitis, ansiedad, depresión, falta de memoria, falta de atención, insomnio, arritmia cardiaca, hinchazón, náuseas, vómitos, problemas intestinales y convulsiones (otras enfermedades presentan estos síntomas).

LO CAUSAN. Alergia a compuestos químicos habituales y sus emanaciones, gases de automóviles, humo de tabaco, pintura fresca, alfombras nuevas, perfumes. Pesticidas y disolventes producen a veces las dolencias (por ser volátiles están en el ambiente que respirar)
SE ENCUENTRAN EN Pinturas, barnices, adhesivos, pesticidas, y PRODUCTOS DE LIMPIEZA .

QUE HACER (físico o psíquico)Procurar al mínimo necesario el uso de productos químicos agresivos. Una vez iniciado el síndrome cada vez se presentan alergias a más productos.
La contaminación medio ambiental complica la situación porque ni el hogar es refugio. Se le llamó “ el síndrome del edificio enfermo”. Todo el mobiliario fabricado desprende pequeñas cantidades de compuestos químicos potencialmente dañinos, en el aire de los inmuebles. Las alfombras absorben los productos de limpieza que van liberando poco a poco en el ambiente. El hecho de que en el mismo ambiente unas personas enferman a veces de gravedad y otras no, produce insensibilidad e incomprensión de parte de las personas sanas
.
UN CASO REAL.
Una niña se infectó de piojos en el cole. Le rociaron la cabeza con un pesticida y a partir de eso su salud se vino abajo manifestando intolerancia a muchas sustancias que antes toleraba como productos de limpieza, ambientadores, perfumes, champús y gasolina, se le inchan los ojos y sufre dolores de cabeza.
LAS ENCIMAS. Es una proteína que elimina los compuestos químicos contaminantes de los medicamentos. Pueden no estar en buenas condiciones por herencia o por inadecuada alimentación del enfermo.

Ciertas sustancias producen efectos narcóticos que AFECTAN AL CEREBRO producen cambio de prsonalidad, irritabilidad , miedo, horas después, abatimiento y estado depresivo
.
el órgano MAS sensible a los químicos es EL CEREBRO.

ELUDIR AGENTES DESENCADENANTES- USAR JABON PURO Y BICARBONATO SODICO-
VINAGRE COMO SUAVIZANTE DE ROPA- USAR TEJIDOS Y FIBRAS NATURALES- OREAR LA DEMAS ROPA AL AIRE LIBRE- SEGUIMIENTO MEDICO DE LA ENFERMEDAD

Toda esta información es muy interesante aplicada a los ancianos enfermos y dependientes que pasan muchas horas en edificios cerrados.
EN ESPAÑA HAY DIEZ MILLONES DE ALÉRGICOS ( continuará )

No hay comentarios: