domingo, 4 de diciembre de 2011

AUSENCIA "ABBA PADRE"

En el amanecer, un hilo brillante de luna, el cielo oscuro y el horizonte azul mientras refulgen las estrellas, arden con su último esplendor. Amanece, es el día de llegada y la madre, ya sola con el reloj. Su corazón en tinieblas vibra esperanzada por el abrazo de sus hijos. Ella que siempre fue el manantial de la vida, sufre la sequia de la ausencia. Es hora de oración, el encuentro, abrazos lágrimas y ausencias, inconscientemente mis ojos buscan, solo uno falta, el vacio del padre. Su mano amiga y su amor callado. ¡Cuanto te añoro! Su foto en la mesilla de noche con su mueca amable de complicidad. ¡Mi amigo! En las horas de entresueño me habla y le respondo, no hay resignación en mí. Nos veremos…ABBA…mi querido padre. Barcelona es extraña sin ti. Ya nadie se asoma al balcón para decirme adiós, y el camino de vuelta es amargo.

jueves, 1 de diciembre de 2011

RECITAL POÉTICO CORUÑA

Dia 7 a las 20 horas en Coruña. Recital poético musicado "VOCES PARA EL CORAZÓN", con motivo de la presentación del libro. LA MAR DE POEMAS DE AMOR Y MAR .

SPORTING CLUB CASINO DE CORUÑA

viernes, 25 de noviembre de 2011

(POEMA) EL TEMPLO DE LA PALABRA

Cuando silencio mi voz comprometida,
y al sonido le niego lo que siento,
toma vuelo veloz y atropellado,
las alas del insumiso pensamiento.

Buscando la plenitud de las palabras,
hermanando cóncavo y convexo,
latiendo el corazón sílaba a sílaba,
dando paisaje y luz hasta a los ciegos.

No se si en el error o en el acierto,
pero me puede esta diestra voladora,
al traducir en letras sentimientos,
que la página en blanco siempre añora.

Un templo de papel para el poeta,
un ejército de letras saltarinas,
el saber, siempre madura la escritura
y le da fruto poderoso al pensamiento.

Cómplice es un corazón en armonia,
heraldo trovador que cada día,
colecciona en su desván todos mis versos.

Diccionario de amor burbujeante,
que mas alla de la razón alcanza,
huyendo del lenguaje almidonado,
buscando siempre voces de esperanza.

Quieto y callado en la palabra escrita,
a quien no sabe leer........ni sorprende ni espanta.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

EL TEATRO DE LA VIDA (POEMA)

EL TEATRO DE LA VIDA

He tenido que unir tantas costuras
Para poder vivir reconciliada,
Con la vida, con la muerte, con la duda.
No tengo la certeza de que existo,
O soy tan solo un eco, casi nada.

Quise alejarme de la muerte, siempre prematura
Para poder seguir amando confiada,
La paz, la convivencia y la cordura.

Oculto en los colores del paisaje,
Se ciernen las tenebrosas sombras
Sibilinas sin matices, siempre oscuras
Tormentas de nubes enraizadas
Tejidos sin urdimbre, sin textura,
Todo está sutilmente maquillado
Y un argumento inútil, bien filosofado
Te inclina a la demencia, a la locura.

El teatro del mundo, con su farsa,
Un espectáculo por siglos en cartel,
Alegría, humor, drama, tragedia,
Ayer sol, hoy lluvia, mañana niebla.
Hoy rio, mañana lloro, un lamento sonoro.
Una sonrisa corta, leve, concisa.
Un minuto de algarabía,
Para caer luego en picado, desconsolado,
Sin un amigo con quien compartir
Tus fracasados sueños anhelados,
Solo, sin compañía.

Y se van consumiendo día a día,
Sin piedad nuestras horas,
Nunca baja el telón,
La misma trama, el mismo guión,
¡Cambio de autores y que siga la función!
Y yo voy recogiendo trozo a trozo,
Este mi corazón
Pobre y audaz, teñido de esperanza,
Sobreviviente de las cenizas,
De la metamorfosis del amor.

He tenido que unir tantas costuras
Que ya no se si soy, o no soy yo.

viernes, 11 de noviembre de 2011

RECITAL POETICO,UNION DE POETAS ARTEIXO Y GRUPO DE TEATRO, CORUÑA

Con motivo de la presentación del libro "LA MAR DE POEMAS DE AMOR Y MAR". De la autora Lucía Vilches Moya. Editado por "PALIBRIO".
El próximo día 7 de Diciembre a las 8 de la noche, se celebrará un festival poético musicado, compuesto por un nutrido número de poetas e intérpretes de la palabra (amigos del grupo de teatro de La Coruña) En El "SPORTING CLUB CASINO DE LA CORUÑA).
"Palabras para el corazón" La entrada es gratis y las plazas limitadas.

Llamar al teléfono 652 92 05 03 "recital"

jueves, 27 de octubre de 2011

NO TE RESPONDO Y TE ESCRIBO

NO TE RESPONDO Y TE ESCRIBO

Tú me preguntas y yo no te respondo.
Pues del amor aun todo no se ha escrito
Siendo como es, en cada cual un grito
Una llama, una pavesa, o un rescoldo.

Yo no muero de amor, que por él vivo
Pues de tantas maneras se ha descrito
Que supera y rebasa la envoltura
De la pobre materia en la que habito.

Y si vivo de amor ¡qué gallardía!
Presumo de vivir enamorada,
De la luz que me envuelve cada día
De tus manos de seda y tu mirada.

Si hay el color, es porque en ti yo vivo,
Si hay rosas blancas en medio de la noche.
Si a la vida no le hago ni un reproche,
Es que por ti, mi paz ha renacido

Mis ajuares de encajes, blancas nubes
Velas airosas son gravitando en el cielo
La noche es un altar en la penumbra
Tu corazón, el hogar de mis desvelos.


¿No canta un pajarillo en tu ventana?
¿No escuchas del amor la melodía?
Eres miel del jardín de las delicias.
El que endulza mi pan de cada día.

¿Cómo decirte amor cuanto te quiero?
Si tú eres la voz de la alegría,
O la alondra que canta con el alba
Anunciando el calor del nuevo día.

Si me preguntas y yo no te lo digo
Cuantas veces me lo pidas, te lo escribo.

UN DIOS DE CARNE Y HUESO

UN DIOS DE CARNE Y HUESO.
Fenece la vida cuando el amor sublime
Exprime su esencia en una rosa
Y el alma entera callada se redime
Aferrándose a sus marchitas hojas.

En el olvido quedaron las ausencias
Como dormidas en un búcaro herido
Mientras se inclina la flor que tanto amo
y el fulgor sutil de lo perdido.

Surgen en su lugar flores de nieve.
Fulgen con nueva luz ansia y bravura
Y aunque la juventud se desvanezca
La ilusión de la violeta en mí perdura.

Solo soy una flor de primavera
La locura de amor de un solo día
Que deposita de semilla una quimera
Augurando en el mañana un nuevo día.

Levanto la mirada a los azules
Buscando ansiosa las rosas del regreso
Pereciendo en aras de la vida.
Pues solo soy un dios de carne y hueso.

LUCIA VILCHES

lunes, 10 de octubre de 2011

MUSICA (DEDICADO AL COMPOSITOR RUBEN SOMESO )

M U S I C A
Pinceladas que llenan de acordes los paisajes inusitados del corazón que los recorre.
Sentimientos que rebosan como fuentes de agua clara. No requiere de diccionarios, es el lenguaje de paz de los pueblos. Notas saltarinas que bailan alrededor nuestro y hacen de lo intangible un arcoíris armonioso de tonalidades sin límite.
¿Cómo describir la risa bulliciosa de un niñito? y ¿Qué mejor que la música puede recrear los recuerdos nostálgicos de nuestras leves y atropelladas vidas?
Solo la música puede pincelar las imágenes de los recuerdos añorados de nuestra niñez amada y perdida, o de nuestra adolescencia desbordada por ese amor que no reconoce razones, como un corcel sin riendas, que no requiere de aprobaciones externas porque es soberano.
La música, como aquella caravana de titiriteros, circenses que ofrecían su espectáculo, siempre uno con el que emocionar a los más pequeños. O aquella canción, comedia triste que hacía saltar las lágrimas de jóvenes y mayores, así nos hace volar en la libertad de nuestros sueños, corazones vagabundos.
Igual que aquellos seres sin patria que clamaban sus tristezas y alegrías acompasados por el pulsar de las notas de un violín firmemente acariciado por las manos del trovador, el payaso triste que por haber perdido el amor de su vida y con una sonrisa pintada en el rostro, cantaba por no llorar. Así la música relata historias y nos introduce en un mundo tan fantástico y sobrecogedor como la vida misma.

El águila vuela mansa y sus alas extendidas chasquean combatiendo contra el viento. Es música.
El bosque cruje bajo el fuego devorador. Es música.
El vaivén de las olas bajo el influjo de la luna. Es música.
El sol destella sobre las perlas de rocío y la lluvia tintinea sobre las hojas de los árboles. Es música.
Entre nota y nota, hasta el silencio tiene su música en el alma del beso.
El maestro ha captado el sentir de todos los sonidos de sus paisajes, de todas las formas animadas e inertes, del color, de la luz, de las voces del universo, de cada crujir, de cada susurro, hasta del pulsar de la sangre por las venas en el silencio de la noche, entonces, ya no es el músico el que compone, es la música la que se apodera del compositor y le hace andar por las sendas mágicas de la fantasía. Interpreta todos los paisajes, todas las vivencias y todas las formas. La arcilla del hombre se hace ángel y suenan las trompetas del amanecer de un día glorioso. Cuando esa Musa llega, el hombre ya no es dueño de sí mismo porque todo en él se hace música.
Un pacto de amor le hace estar muy cerca del corazón de la tierra y su pálpito es melodía interpretada por los instrumentos, que bajo su mano, traducen en música la vida.

A mi amigo, el compositor Rubén L. Someso, por su bella obra en C.D.)
L. Vilches Moya(escritora y poeta)

jueves, 15 de septiembre de 2011

ENTRE CANTARES SIDRA Y VIOLIN, COMO UN PÁJARO AZUL (CUENTO)

Como un pájaro azul
Vamos por la calle empedrada, una calle peatonal de una bella ciudad de Asturias, donde se hermanan con indiferencia la elegancia de la clase media alta del corazón de la ciudad con el turismo sofisticado. El otro, el de autocar de pequeños rebaños de gente agrupados delante de las casas blasonadas, iglesias, museos o cualquier construcción con historia o digna de mención, dotados de guías turísticos, y también el de aquellos otros que salen de casa totalmente improvisando su siguiente parada, estos últimos, siempre jóvenes o haciendo alarde de serlo, que van con su mochila a la espalda, con un completo kit de supervivencia: un colchón de aire doblado, un pequeño saco de dormir, una mínima tienda de campaña, la documentación, buena salud, imaginación e improvisación, muy poco dinero y algunos, no pocos, en bicicleta.
Nos sentamos en una de las mesas oscuras de madera de una sidrería típica para degustar sidra fresca recién escanciada por poco dinero, mientras tanto te tomas un respiro del calor bajo la sombrilla del bar después de haber caminado todo el casco antiguo de la ciudad. Frente a nosotros, bajo los antiguos y pintorescos soportales y semi escondido por las columnas, la figura de un hombre que con sus dedos mágicos llena el aire de armonía y alegría, un violinista prodigioso, músico y bohemio, nos regala a cambio de unas monedas voluntarias su mágico repertorio, en el mejor auditorio, la calle, las notas diáfanas cadenciosas y libres recorren las calles como si tuvieran alas, como las aves que nos rodean, palomas y gaviotas completando el idílico paisaje. Inolvidable cuadro en la retina, entre el gris y rosado del empedrado mezclado con los colores chillones modernistas de algunas casas y el espléndido azul del cielo.
Nos han dicho que hay que ver unos jardines bellos no muy lejos de donde nos encontramos. Realmente es un magnífico parque, hoy patrimonio de la ciudad y no ha mucho, el paraíso cerrado, sitio de recreo de unos marqueses o duques ¡qué se yo¡ Vamos sin guía e interpretamos entre lo que vemos, oímos e imaginamos.
En el interior del parque y guardando un agradable desorden sobre el cuidado verde, una gran cantidad de árboles inmensos y otros raros de diversas especies, centenarios, bicentenarios o mas antiguos. Los habitantes más viejos de la ciudad son ciertamente estos árboles. Poco más o menos en el centro, nos encontramos con un lago, un estanque, repleto de cisnes cuello largo negros y blancos, ocas mansas, parrulos, palomas, urracas, gorriones, y el cercano mar nos trae también cantidad de gaviotas, lugar idóneo para disfrutar de un reposo solaz donde el tiempo pasa sin prisa.
Antes de entrar les hablaba de ciertos arcos de los soportales delante de las rejas de la entrada al parque. Allí se encuentran un pequeño grupo de indigentes. Allí duermen, allí viven, allí gozan y allí penan sus vidas maltrechas a expensas de la eventualidad, con su crisis de por vida, asumida y resignada. Los observo sigilosamente sentada en la orilla de la fuente donde me he ido a refrescar, y así como distraída les escucho. Mientras ellos discuten por un miserable desayuno que quizá no satisfaga sus necesidades, una mujer, ella flaca, de piel ajada e indiferente a la cuestión , cuelga su mirada en el vacío, con sus ojos algo claros e inmensos que llaman la atención sobre su piel morena, agitanada y curtida por las clemencias e inclemencias de los días y las noches casi al raso, pensión de puertas abiertas de lechos individuales, lo delata el montón de grandes cartones dejados a un lado esperando una siguiente noche. Uno de los hombres que discutía, o mejor dicho, vociferaba decía: “¡que nadie se meta con ellas que las mujeres son de mi propiedad!”, supongo que se refería a las que mendigaban por allí, ¡ hasta ahí llega la maldita miseria humana!. La mujer a la que nos referíamos antes, indiferente a lo que la rodeaba, atravesó el empedrado bello y pulido de la calle peatonal, cruzó la puerta enrejada que llevaba al parque y al pié de un gran árbol donde había un carrito repleto de cosas amontonadas, posiblemente todas sus propiedades, allí se detuvo.
Me vino a la memoria una historia o un cuento, no se, alguien me contó una vez sobre una niña, feliz, que corría como un pajarillo azul, dando vueltas como una bailarina con su vestido de gasa recién estrenado y sus zapatos blancos dispuesta a desgastarlos en un solo día, una niña linda de pelo lacio, recogido con un ancho lazo también azul. Sus ojos levemente verdes con reflejos de sol emanaban felicidad.
Aquel día su padre la cogió de la mano y los dos juntos fueron a cumplir una tarea. La niña llevaba en su mano una ínfima semilla. En la orilla de un estanque cercano cavaron un hoyo donde depositaron más que una semilla, la esperanza y también la fe, seguros de que germinaría y crecería a la par que lo hiciera también su suerte.
El padre abrazó a su hijita mientras le decía con voz temblorosa: “Antes de que esta semilla de un árbol crezca un metro, volveremos a estar otra vez juntos y será para siempre”. Una piedra blanca clavada en el suelo marcaba el lugar de este pacto de amor. Ella se quedaría con los abuelos envejecidos mientras que sus padres y hermano mayor cruzarían el Atlántico buscando el oro, o la plata, quería conseguir riquezas, lo que hoy se llama calidad de vida y con ella la felicidad.
Entre lágrimas y amargura ocurrió la despedida mientras que el barco desaparecía entre la bruma y el horizonte.
El árbol brotó y ella, la niña, lo visitaba a menudo cuidándolo, midiendo su crecimiento. Nunca nadie le dijo que el barco se perdió en el mar. Parecía que el horizonte se había tragado la esperanza. Los ojos de los abuelos se fueron cerrando poco a poco entre el llanto y la vejez.
Un titiritero circense, un joven viajero fugaz, la alejó de su aldea, de su hogar ya vacío, jurándole un amor eterno que apenas duró una primavera, tan pasajero como una estrella fugaz, y sus ojos de niña navegaron por la negrura del desamparo y del olvido, un mar sin orilla en el que naufragó y donde solo le quedaba una tabla de salvación, un árbol que antaño plantara y ya era tan alto como un ciprés…
Volví a mirar aquellos ojos tremendamente grandes y verdes como el mar, anclados en aquel cuerpo moreno y huesudo, recostado en la firme madera arraigada en la tierra. Aquel gran árbol con sus ramas vestidas de hojas parecía abrazarla con un firme y tierno abrazo paternal, mientras el sol caía vencido y la luna iluminaba el rostro triste de un ser sin raíces, sin mañana, y el siguiente amanecer quizás sería un principio sin fin, o un fin sin principio; un ser sin existencia, o existir sin ser; realmente nada.
En el corazón de la noche, la luna brilla, clara y bella, irisando nubes que navegan como velas en el viento. En los primeros claros del alba un barco aparece entre la bruma, lento y directo a puerto, un mercante cansado de navegar.
Aún están encendidas las luces del puerto y sentada en la espera, una mujer bajo la luz de la farola. El corazón le late con fuerza cuando ve descender del barco a un hombre, alto y fornido, de mediana edad, un naufrago de la vida que cuando cruzó la mirada con aquella joven y maltrecha mujer encontró en sus tristes y grandes ojos de mar a la niña que un día, con su pequeña y blanca mano, le dijo adiós. Se abrazaron en silencio y de nuevo, cogidos de la mano, marcharon juntos hacia la casa vacía de ayer.
Lucía Vilches

domingo, 21 de agosto de 2011

EL CUERNO DE AFRICA Y LOS JINETES DEL APOCALIPSIS










EL CUERNO DE ÁFRICA ( los jinetes cabalgan)
Un territorio algo más de cuatro veces la Península Ibérica, sobre 2.200.000 kilómetros cuadrados, y con aproximadamente cien millones de habitantes que están repartidos en las cuatro regiones o países que lo componen: DJIBOUTI , ETIOPIA, ERITREA Y SOMALIA. Esta última una zona desértica y reseca ocupada en gran parte por nómadas que viven del ganado trashumante y de una agricultura pobre que dependen de las lluvias, ya escasas de forma natural en ese territorio, y que en estos últimos años, se guramente como consecuencia del cambio climático provocado por el uso abusivo de los recursos naturales en el planeta, está azotando duramente esta zona. Otros factores como conflictos armados y reclutamiento de los varones agrava la situación. A veces son los soldados los que les quitan lo poco que tienen a los que se desplazan buscando la ayuda humanitaria y son ellos mismos que entorpecen esas ayudas imputándoles motivos políticos ocultos.
Sea por lo que fuere el jinete del caballo negro del Apocalipsis cabalga con crueldad por esos lares. 29.000 niños de menos de 5 años (sin contar los adultos) han muerto en estos últimos 3 meses debido a la hambruna y tiene amenazados aproximadamente a otros 60.000, mientras que 12 millones de personas están pendientes de comer algo ¡cada día!, no solo por la falta de alimentos, que realmente escasean muchísimo, sino por su precio súper excesivo lo cual hace imposible su compra por los pobres que cada vez son mas pobres. Los cereales de producción local han subido respectivamente 254% y 156% su precio (especulación alimentaria), además escasea en mucho su existencia. Tan solo el 30% de la población somalí tiene acceso al agua potable y la tierra fértil es acaparada por unos cuantos en su mayoría extranjeros, o empresas que la explotan para producir grano para exportar.
La gente sufre, sufre mucho, y madres que se pusieron a caminar cientos de kilómetros de tierras áridas cargando a sus hijitos, tuvieron que abandonar a algunos de ellos, a los mas débiles, en las orillas de los caminos para no verlos morir, continuar con los demás, y darles la oportunidad de llegar a donde podían alimentarse (campos de refugiados en Etiopía) y seguir viviendo. ¡Terrible elección! Que nadie piense que tienen sentimientos diferentes a los nuestros, difícilmente podemos decir que hemos sentido el dolor del hambre, no obstante nosotros que le damos a nuestros hijos hasta lo que no necesitan podemos imaginar lo que significa que un hijo te mire con fijeza, con esos enormes ojos que proporciona el hambre, en un rostro consumido. Las organizaciones no gubernamentales O.N.G. de ayuda humanitaria se ven desbordadas y la mayoría de sus medios son de particulares asociados. Cuando los gobiernos se hacen eco de la noticia de la hambruna, se reúnen, hablan, deciden, escriben y ponen en marcha lo que deciden, como podemos ver, ya están muertos los que han pedido el socorro, que esto no se trata de poner en marcha el “AVE” o edificar una “CASA DE LA CULTURA”, o cualquier otro proyecto material, que la gente se muere si no come y es una tarea que hay que hacer CADA DÍA y en la medida adecuada.
Reciben ayudas del exterior que a menudo se traducen en vehículos militares y armas, como no pueden pagar en un corto periodo se duplica y triplica por los intereses de esa manera se esclavizan o quedan condicionados a merced de sus acreedores internacionales.
UNA SITUACIÓN PREDECIBLE Y REMEDIABLE.
Como en todos los problemas de corte humano lo primordial es LA VOLUNTAD verdadera de solucionar, primero de los gobernantes locales responsables de esos países, y segundo de todas las potencias que de alguna manera, directa o indirectamente, se están lucrando, negociando gracias a los recursos naturales de esta parte del mundo; éstos son los primeros que hace tiempo deberían haber canalizado las ayudas, cuando todavía se podía salvar el ganado y el producto del suelo, si se puede evitar que se incendie un bosque no se hace necesario el servicio de los bomberos.
El cuerno de África ocupa la salida del Mar Rojo al que se tiene acceso por el Canal de Suez que a su vez da paso a aproximadamente 20.000 barcos al año que viajan de toda Europa y resto del mundo provenientes del Mar Mediterráneo y del Océano Atlántico por el Estrecho de Gibraltar.
Esa ruta comercial pasea por delante del cuerno de África sus mercancías ¡cada día! En su mercado con el continente asiático, un grueso de esos buques son petroleros y otros de toda clase de artículos y alimentos, eso sin contar la cantidad ingente de pesqueros que faenan ante las costas de Somalia esquilmando las reservas del mar sin ley donde las autoridades internacionales, que controlan la pesca, no tienen jurisdicción, todo esto ha contribuido en gran manera a empobrecer la pesca costera de la que se alimentaba una gran cantidad de somalíes. ¿Su recurso? La piratería contra los barcos que les roban sus bancos de pesca (el gran error, los secuestros, eso es imperdonable).
Hay noticias de que unos años atrás también se dedicaron a utilizar ese mar como cementerio nuclear y de todo desecho no reciclable y peligroso. Se sospechaba pero no se supo con seguridad hasta que un tsunami lanzó un montón de bidones a las playas que dejaron salir la plaga de la muerte y enfermedades cancerígenas sobre la población somalí de las costas. Luego los tribunales internacionales aplican su ley contra los que desesperados han aplicado su justicia en ese mundo sin ley, pero cuando reciben quejas de los abusos cometidos contra ellos simplemente se dan por enterados.
El grueso del capital mundial lo mueve el petróleo que sale del subsuelo del mundo árabe que por cierto es islam, Somalia es islam. Además de crear esas maravillosas ciudades que parecen espejismos de bellos paraísos en medio del desierto ¿no pueden socorrer a sus hermanos? O es que los pobres no tienen familia? En un planeta como el nuestro que rebosa de alimentos, de frutas vegetales cereales legumbres y todo lo imaginable en variedad y que muchas veces se tiran miles de toneladas para no desestabilizar el índice de precios del mercado, que haya hambre en cualquier sitio es un fracaso rotundo de la humanidad.
Euquel Da Luce
www.Dosrosasblancas.blogspot.com



miércoles, 22 de junio de 2011

UN MUNDO NUEVO (POEMA)

Pronto se escribiran nuevas poesias
volveran a reinar nuevas mañanas
la luna nacerá para otros ojos
y el sol se asomará a otras ventanas.

Los astros adornarán nuevos paisajes
los pájaros harán nuevas melodias
el mundo cambiará ¡Lo hará sin duda!
para poder vivir en armonía

Se oira cantar en voces de los niños
coros angélicos de gozosa alegría
amaneceres tibios, sin premuras
noches doradas y jubilosos dias.

Que ataduras sin cuerdas nos recuerden
que no es sin el amor que se ha vencido
Si hay que decir adios a un mundo infame
le decimos adios y a Dios bendigo

Que el mundo soportó lo insoportable
por la impiedad del hombre impenitente,
e ingratitud, despótica demencia,
al generoso Dios omnisapiente.

HERMANOS.

Ignorancia aviesa que no advierte
que en este mundo todos somos hermanos.
Boca voraz de humanidad carente
que junto con el pan muerde la mano
del Divino Señor, tierno y paciente.

Es en el embeleso de la noche
que comprendo Tu amor de llama ardiente
Hoy la razón se pone de tu lado
para una generación clarividente
que separa lo malo, de lo bueno y sagrado .

Y no fué sino por causa de sus pueblos
que entregó Aquel su ser sacrificado.
Que es por amor de Dios, testimonio innegable
.para todo el que se pone de Su lado.

martes, 31 de mayo de 2011

DUDAS ¿DONDE ESTAN NUESTROS HIJOS?

¿DÓNDE ESTÁN NUESTROS HIJOS?
L. VILCHES MOYA
"La memoria es flaca y pronto olvidamos. Para repetir errores solo necesitamos el olvido".

Una terrible noticia recorrió todo el territorio nacional. Todo el país se quedó estupefacto cuando se descubrieron los crímenes atroces que se cometieron , posiblemente en mas de un hospital de esta “España Grande y Libre” sobre todo libre para cometer desmanes como robarles los bebés a sus propias madres, mintiéndoles y haciéndoles pasar por un dolor inexplicable al decirles “ su hijo a muerto”. Mientras tanto, en la trastienda le entregaban el hermoso hijo a otra mujer, a unos senos resecos y a un corazón sin alma. Todo sutilmente fraguado , con el protagonista como siempre de todos los negocios, incluyendo el de vidas humanas, el dinero maldito y mientras tanto a la verdadera madre se le abría una herida con cicatrices a fuego, los dolores de parto se olvidan pero ¿Cómo se olvida a un hijo?. Nunca lo vieron muerto, nunca pudieron enterrarlo, solo llorarlo.
A partir de todo esto han surgido dudas en el corazón de muchas madres que ahora ante tanta evidencia, recuerdan que perdieron a su hijo de forma extraña, y no tienen ni una tumba donde llorarlo.
Un corazón angustiado por la duda y con una mano hábil, ha escrito y descrito así el sentimiento de muchas madres.
DUDAS
Niña de la oscuridad llena de luz
Suena una nana eterna y azul
No hay sombras claras no hay mañana
Ni presente niña por siempre
Y si no es así quiero borrar
El olvido, y el recuerdo
Pinto un cuadro impresionista
Yo solo se que no entiendo
Vive mi corazón como una rosa fresca
Y esa duda espina te pinta
Mi niña oscura
En una mujer sin raíces
Sin besos de madre sin leche de madre
Sin mis abrazos antes de acostarte
.
Mi niña pequeña, sin infancia
Mujer sin referencias.
La duda,
Esta dura duda
Que hace que bese la tierra
Y mire al cielo,
Techo que todo lo cubre, todo lo que vive
Y a ella.
Si vives…
Que el cielo y la tierra te protejan….
(Poema de CARMEN CORRAL)

viernes, 20 de mayo de 2011

BESOS MOJADOS ( POEMA)

BESOS MOJADOS
Como un juego de niños brotó el amor primero
Y de besos mojados sembramos el abril
Dejamos suspendidas incumplidas promesas
Buscando las riquezas en este mundo hostil

Transitaron las almas por caminos inciertos
Se mustiaron los versos convertidos en hiel
Y al volver a la aldea donde juntos soñamos
Nuestros ojos buscaron el idilio de ayer

Me vienen al recuerdo esos besos mojados
Que quedaron prendidos bajo el cielo de añil.
Yo no pude olvidarte tú no olvidaste nunca
Nuestros besos mojados empapados de abril.

Persiguiendo la plata más allá de los mares
Cabalgando en los sueños nos dijimos adiós
En los bosques dorados de los sueños de niños
Quedaron los panales de nuestro dulce amor

Al reunirnos de nuevo en la aldea de antaño
Una zozobra triste perturba la razón.
Ya no bulle la sangre ya no brillan los ojos
Ni tiemblan nuestras manos ni trota el corazón

Y aquel árbol herido con tu nombre y mi nombre
Donde juntos un día juramos nuestra unión
Conserva nuestros besos bajo la lluvia triste
Esperando inocente empapado de amor.

miércoles, 4 de mayo de 2011

LAS LAGRIMAS DE DIOS (PROSA POÉTICA)

LAS LÁGRIMAS DE DIOS (prosa poética)
El viento es la caricia de Dios, y su susurro es la nana amorosa de una madre que nos acuna en las tardes sosegadas y en el letargo de la sombra de la vid y de la higuera. Con su éter que nos duerme y nos hace pensar que el paraíso nos visita cada día. En el viento están las alas poderosas que nos elevan hasta las nubes blancas y luminosas de los cielos, a esos lienzos olorosos y acolchados, almohadones mullidos donde retozar perezosos y felices, donde avistar el azul eterno del océano de oxígeno y respirar el aroma sutil húmedo y refrescante de la lluvia de verano, el olor a tierra mojada que despierta los sentidos y nos hace conscientes de que estamos vivos.
Despertamos sobresaltados, percibimos la asfixia del veneno impregnado, el enemigo invisible invade nuestros pulmones que se ahogan jadeantes en el intento de sobrevivir. Alveolos fumando contra voluntad , amenazando con desistir y dar paso al cataclismo , a la inexistencia, a la nada, al vacío, a un planeta muerto, hermoso y silencioso, y cuando el error llamado hombre desaparezca, el planeta volverá a florecer, con luz y color pero sin sonido, silencioso , solo el paso del viento con su eco cósmico, un susurro, un silbido, un lamento. Y las nubes desde los cielos derramando las lágrimas de Dios.

jueves, 17 de marzo de 2011

TERREMOTO DE JAPON (Bienvenida esperanza)

TERREMOTO DE JAPÓN (Bienvenida esperanza)
.
Ayer, un mundo se desvanecía bajo los cascotes de edificios y el revoltijo de lava, hollín y todo lo que arrolló a su paso una ola asesina, que acompañó al gran terremoto de magnitud casi desconocida en la historia de los seísmos. Casas, coches, barcos, carreteras, puentes, y sobre todo vidas humanas fueron empujadas como simple hojarasca. No hay nada ni nadie y no se ha inventado el oponente que se pueda enfrentar con éxito a la fuerza incontrolada de la naturaleza. Lo que nosotros llamamos construcción de alta seguridad tan solo es un juguete en las manos de un niño
En medio de llantos contenidos y búsquedas infructuosas, incredulidad pasmosa y rostros atónitos ante el desastre, nació un bebé, una criatura deseada y esperada. Debió tener un recibimiento alegre y festivo, no obstante y aunque el no lo sabe, fue entre sollozos y pesadumbre que se le recibió. Aún y así el representó la luz de la esperanza para un pueblo derrotado.,
Nace una nueva vida y abre los ojos a la primera luz, mientras los sentimientos fluyen en tiernos abrazos desde los corazones, dándole la bienvenida a ese nuevo día, el mundo aparece, emerge como recién creado, único por y para ese ser que gozoso sonríe a su amanecer primitivo y a la vez renovado por la gracia de una nueva vida, donde el tiempo comienza e inexplicablemente el pasado no importa. Todavía no sabe que vivir puede ser doloroso.

domingo, 13 de marzo de 2011

EL ALZHEIMER ¿DONDE VIVEN LOS RECUERDOS?

EL ALZHEIMER ¿DONDE VIVEN LOS RECUERDOS?
Euquel da Luce.

Hace apenas un mes, en una de esas noches gélidas que hemos sufrido este año, el Sr. Euquel convoca a la familia, esposa e hijos, son alrededor de las tres de la mañana y sus palabras no son halagüeñas pero si esperadas: “La mamá, la yaya, ya no está”, toda la familia como una sola persona se pusieron a llorar, casi en silencio, y allí estaba el cuerpo de una anciana de casi noventa años, aún con su rostro amable, como quien duerme y sus manos que habían abrazado y acariciado llenas de amor, permanecían cálidas y suaves como esperando las últimas caricias de los que la amaron y tanto amó.

¿Quien era esta anciana, o mejor dicho quien había sido? Pues según cuenta su propio hijo, sus nietos y los que la conocieron, era una gran persona, una buena madre y una abuela como todavía quedan algunas. Como madre y esposa, sin tacha, trabajó toda su vida fuera de casa porque el hombre con quien se casó tenía a su cargo a sus padres envejecidos, sin pensión (que en aquel tiempo era cosa rara quien la tenía) y un jovencito, cuñado, en edad escolar. Nunca se quejó, fue una mujer feliz sirviendo a los demás. Por tener que cuidar a un hijo enfermo aprendió a poner inyecciones y a partir de ahí todo el barrio la requirió como practicante gratuita a cualquier hora de día o de noche, nunca dijo que no, y eran, tanto ella como su marido, generosos y espléndidos en lo que estaba a su alcance. Sus nietos dicen de ellos “No nos preocupaba para nada no tener juguetes por Reyes, los abuelos venían tres veces por año cargados como camellos con todo lo imaginable en juguetes, cuentos y juegos, eran increíbles”.

Pero ¿Qué pasó? Pasó que a partir del fallecimiento de su marido un enemigo que no había sido invitado en el grupo de la familia entró sin llamar, una malévola sombra aún desconocida, de la que solo se saben sus efectos, comenzó a devorarle los pensamientos, a repetir y olvidar, repetir y olvidar, ella, que le encantaba pasear, se perdía por los caminos, siempre con la obsesión de volver a su casa, la casa de su juventud , donde en la confusión de su mente desarropada de pensamientos lógicos, pretendía encontrarse con su pasado, su marido su hijo joven y aquel entorno amado del paraíso perdido de sus pensamientos . Su mundo se truncaba cuando al buscarla la encontraban desorientada y perdida señalando a una arboleda donde ella decía que era el camino a su casa. Sus libros favoritos, La Biblia y “La arboleda perdida”,de Rafael Alberti, que le regaló su marido una tarde paseando por Las Ramblas de Barcelona, como dos enamorados que siempre fueron. En la primera página del libro, ella que siempre tuvo alma de poeta escribió.

De paseo por Las Ramblas
Como novios cogidos de la mano
Me regalaste La Arboleda perdida
Que hoy no es la mía.
Porque estás tú a mi lado. A mi Don Juan ( que así se llamaba su marido)

Muy pocos años después, en la última página de ese mismo libro escribió lo siguiente.

Una triste tarde de Septiembre
Se marchó muy lejos mi Don Juan
Y se quedó en tinieblas mi arboleda.

Me siento perdida
Sin tu cálida mano para andar por ella
Llévame contigo porque sin ti…
También mi arboleda se ha perdido.
Poco a poco se fue desorientando cada vez más hasta tener terror a salir a la calle por olvidarse hasta de su propia identidad y nombre. El Sr. Euquel dice que aunque hace poco que la enterró, no sabe en realidad en que momento murió su madre, porque llegó a hacer cosas inconcebibles en ella, el cuerpo y la mente van por libre, el instinto prima mientras la mente recorre campos desconocidos para los que les rodean, de eso no tienen conciencia. Dejó de reconocer a los suyos aunque algunas veces surgía algo de lucidez.
Nunca dejó de ser amable y bondadosa, ya en su demencia mas profunda, como era pájaro mañanero se asomaba a la ventana de su habitación que daba a la calle y les mandaba un beso por el aire a las vecinas que esperaban el autobús para ir a trabajar y en sus últimos días de agonía que apenas podía respirar, si le acercaban la cara ponía un beso en la mejilla. Cuantos hemos compartido parte de nuestra vida con personas de esta calidad humana, hasta llegamos a pensar que es bueno ser un poco dementes.

Su hijo cumplió el deseo de ella de ser enterrada junto a su marido, viajó hasta el otro lado de España, justamente la otra orilla, del Atlántico al Mediterráneo.

Adiós Conchita. Por fin has encontrado el camino a casa.

lunes, 28 de febrero de 2011

SURGIÓ LA PALABRA, PERO HABÍA PIEDRAS EN EL CAMINO

Y SURGIÓ LA PALABRA… PERO HABÍA PIEDRAS EN EL CAMINO.

En aquellos tiempos de oscuridad, cuando las tinieblas invadían y lo eran todo, cuando tan solo existía el espacio estelar informe y espeso como manto de negro humo que todo lo envolvía, la tierra, este bello planeta lleno de esplendor, vida y color, no era más que una gran roca moldeada en el espacio, Una bola de gas caliente, líquido hirviente, la tierra estaba desierta y vacía y la oscuridad de la masa acuosa se mecía sobre la profundidad oceánica, en aquel tiempo todo era confuso.

Un milagro ocurrió aunque ninguno de nosotros estaba allí para verlo y poderlo relatar pero la tierra seca surgió en un planeta tremendamente acuoso y una cosa es cierta, estamos aquí y no ha sido por nuestro propio poder. Iba a decir que a continuación pero no, aquí, en este punto comienza todo, cuando un hombre y una mujer abrieron los ojos a la vida con comprensión, con admiración, sorpresa y gratitud. Ellos se miraron y fluyeron a sus labios “PALABRAS”, un completo y auténtico lenguaje con el cual compartir todos los sentimientos del alma que acababan de despertar en sus corazones.

Aunque encontremos en el mundo miles de idiomas, podemos decir que todos tenemos un lenguaje especial y prodigioso, “LA PALABRA”, hablada y escrita. Cuando alguien no es capaz de expresar sus ideas y pensamientos con respeto, cuando no tiene la necesaria paciencia para escuchar a los demás lo que tienen que decir con el mismo respeto, cuando no somos capaces de aceptar que no somos poseedores de la verdad absoluta y comprendemos por lo tanto que se pueden hacer concesiones en favor de la paz y bienestar de la mayoría, cuando por no hacer caso a la lógica y las necesidades esenciales a las que se ha dado por llamar “calidad de vida ”de , digamos todos, con equidad , dentro de lo razonable, sin que por eso todo tenga que ocurrir como resultado de revueltas callejeras, guerrillas o guerras civiles, con las que algunos, principalmente gobernantes , se imaginan que la fuerza es el poder, y que el poder está en la fuerza, por lo tanto se puede ejercer en contra de lo que todos poseemos en propiedad, nuestra libertad de elección , aunque incurramos en error.
Si lo que hacemos y decimos, por bueno que sea solo es interesante para nuestro bienestar personal, mientras tratamos de convencernos a nosotros mismos de que somos salvadores del mundo, por tanto imponemos nuestros ideales , entonces hemos convertido el mundo en siete mil millones de mundos. Hemos fracasado como grupo familiar, como grupo social o entidad independiente y a la vez unida. Si la palabra se usa para mentir, descalificar, blasfemar, ofender, mal favor a lo que queda de nosotros. La palabra que es lo mas humano con lo que el hombre puede contar para expresar sentimientos, pensamientos e ideas ha quedado relegada a un plano inservible y hemos fracasado. Y, volviendo al principio: ¡la confusión llegó!

L. Vilches Moya

jueves, 24 de febrero de 2011

CUENTO DE LA VIDA REAL CENTRO PARA MAYORES DE ARTEIXO.

UN CUENTO PARA MAYORES (DE LA VIDA REAL)
L.VILCHES MOYA

Es muy bueno que los abuelos, en general la gente mayor, recuperen su centro de reunión, donde conversar, leer, jugar, en suma pasar el tiempo de forma agradable, quizás hasta haciendo nuevos amigos en una época de la vida donde su entorno social, su círculo de amigos de los de toda la vida, va desapareciendo poco a poco.
Hace veinte años o quizás veinticinco y ocupando ese mismo local social en su estructura antigua que aún tenía la insignia de “La Falange”, hubo una escuela infantil con dos aulas que forman parte de la historia de muchos y muchas jóvenes de Arteixo, que seguro al pasar por delante del nuevo local les trae muchos recuerdos gratos, como suelen ser los de la niñez. Dos profesoras, realmente dedicadas a los niños, Dña Carmen y Dña Mercedes, enseñaban y cuidaban a los niños y niñas, aún eran de esos colegios que olían a antiguo, a bocadillo de pan recién hecho, a lápiz, y goma de borrar. Por detrás de las aulas había un patiecito no muy grande donde se juntaban para almorzar y jugar. Mi pequeña fue una de las alumnas en ese colegio, no siempre tenía ganas de ir y para cubrir esa distancia corta que hay desde PONTE DO BA hasta el centro, tenía que inventarle cuentos. Nos parábamos en el puente del rio donde hoy hay un paseo, pero entonces ese puente se asomaba a un riachuelo enmarañado de árboles entrecruzados. Le inventaba como por en medio de la espesura, pero más lejos donde ella no podía ver estaban los leones y los elefantes, que se escondían porque la gente los querían cazar, cerca solo quedaban los pajaritos que se acercaban para darle los buenos días porque podían irse rápidamente volando. Luego, más arriba habían un árbol delante de la carpintería, era un nogal, tres ramas gruesas formaban un asiento, era “la silla de la reina” donde yo sentaba a mi princesa. Mi niña me decía” mi arbolito con “la silla de la reina” no lo van a cortar nunca ¿verdad mami? ¡No, yo no dejaré que nadie corte tu arbolito ¡ le decía. Cuando ya tuvo más gusto por el colegio me dijo algo parecido, “este es mi colegio para siempre ¿verdad mamá”? Si mi cariño, para siempre, fue la respuesta.
Hoy, aquel enmarañado de árboles, arbustos y hierba a lo largo del río, que simulaba una selva, es el paseo del río poco más o menos cuidado pero, muy diferente. “La silla de la reina “donde yo sentaba a mi princesa, una mañanita mi niña lloró porque no podía comprender que lo hubieran cortado para dar cuatro o cinco palmos cuadrados más de asfalto y que un coche pudiera aparcar más cómodamente.
También vio como cerraron su colegio, ese cole suyo que iba a ser para siempre. No recuperará más su pequeña selva donde habitaban todos los animalitos de sus fantasías. No se volverá a sentar jamás en su asiento favorito donde se sentía como pájaro en su nido.
A juzgar por los cambios, todo es posible, puede ser que dentro de quince o veinte años y si la salud acompaña, ella, mi hija, me lleve a mí, camino arriba para que yo pase mi tiempo aburrido en compañía de mis semejantes, o quizás lleve a sus futuros hijos porque un gobierno romántico y soñador (que nadie piense que eso es malo) lo convierta de vuelta en un colegio para parvulitos. Todo es posible en este mundo cambiante.
DOS ROSAS BLANCAS (http://www.dosrosasblancas.blogspot.com)

domingo, 9 de enero de 2011

LA CONTROVERTIDA LEY ANTITABACO, UN CONFLICTO CON MUCHOS HUMOS

LA CONTROVERTIDA LEY ANTITABACO, UN CONFLICTO CON MUCHOS HUMOS

Lucia Vilches Moya
www.dosrosasblancas.blogspot.com

Es dos de agosto de 1492, Cristóbal Colon, un marino aventurero genovés sale del puerto de Palos en Huelva, lanzándose a un océano misterioso lleno de leyendas y mitos de monstruos devoradores y abismos espaciales, sin embargo Colón había convencido, principalmente a los reyes de España de que aquél era el camino más corto para llegar a la India, donde podrían hacer transacciones comerciales ventajosas para la corona. De allí salió con sus dos carabelas, La Niña y la Pinta dirigida por los hermanos Pinzon, y una nao: La Santa María, capitaneada por él mismo. Tocando las Canarias se encaminó a su gran aventura. Dos meses y nueve días después llegó a hacer pie en un lugar desconocido, convencido de que había llegado a su destino.

A aquel primer lugar, la isla Guahaní, le llamó El Salvador. La segunda isla fue lo que hoy conocemos como Cuba, la recorrió seguro de encontrar a alguien que le llevara ante el Gran Kan.Visitó otra isla que llamó La Española, que está ocupando hoy la República Dominicana y Haiti. No encontró al Gran Kan pero sí entró en contacto con los nativos del lugar a los que Colón llamó equivocadamente indios.

Los indios del nuevo mundo, o mundo recién descubierto, tenían raras costumbres. Cuando los caciques o jefes de tribus o poblados entraban en negocios de alguna importancia les pedían consejo a los brujos o sacerdotes, que a su vez se comunicaban con sus dioses, ¿de qué manera? , pues echaban unas hojas secas de una planta sobre el fuego de una hoguera encendida con ese propósito; abocándose sobre el humo entraban en un estado de éxtasis, en estas condiciones ofrecían el consejo, los demás lo fumaban como pasatiempo y lo ofrecían y compartían en son de paz con cercanos y extraños. También parece que lo usaban para curar heridas, con esa idea vino para España en forma de semillas y también hojas. No se sabe con exactitud como ocurrió pero sí cómo triunfó, fue fumándolo, o sea convirtiéndolo en humo, introduciéndolo en el organismo, haciéndolo rollitos, encendiendo por un lado y absorbiendo o inhalando por el otro. En otros países se usó prontamente en pipa. Se dice que un sevillano se puso a envolver los restos de cigarros en un fino papel de arroz para poder así aprovechar los deshechos o finales de los cigarros, nombre que al parecer se tomó por su parecido a la cigarra o a la langosta de plaga parecida a los saltamontes. Otros entendidos aluden a que la palabra maya “siyar” derivada en “cigar” fue la que dio origen a “cigarro” y a su diminutivo cigarrillo que conocemos hoy.

Dicen que fumar alivia el estrés, la ansiedad, que es un estimulante para el trabajo y además que adelgaza, pero que cada veinte minutos pide otro, y otro, y otro, en el coche, en la cama, en cualquier lugar, privado o público, tanto si le parece agradable u ofensivo a la o las personas con quien comparten una conversación o al final de una comida, con lo cual ya no resulta tan ventajoso. A veces viene a ser como un ritual, como un ejercicio espiritual sin el cual nada quedase bien cerrado o concluido.

Con el año nuevo ha comenzado también una nueva época, a ver si es verdad, sin humos que carguen el ya bastante contaminado espacio vital en el que nos movemos y respiramos o tratamos de hacerlo, sin picor de ojos, ni tos, ni ahogos, ni los peligros que acechan a todos nosotros los fumadores pasivos.

Dicen que mueren en España más de mil profesionales de hostelería debido a enfermedades relacionadas con el humo del tabaco, (solo los fumadores pasivos) cada año. Para todos los que tenemos alguna afección respiratoria va a ser muy grato poder entrar en una cafetería donde podamos descansar sin que sea necesario cambiarse de mesa o tener que irse porque alguien desconsiderado te está echando el humo encima.

Tengo una verdadera aversión al tabaco, una de las personas que mas he querido fue un fumador compulsivo, no conocí a nadie con mejor corazón, mas cariñoso, generoso, amable y pacífico, pero, como le faltara el tabaco, se volvía hasta mal educado y si le decías algo en contra,era como ponerle el dedo en el ojo o hablar mal de su hijo, tristemente murió de enfisema pulmonar, era tal la afición, que colgaba a un lado el oxigeno al que estaba unido para ir al servicio a fumar, se murió de la mano de su peor enemigo, y un hijo suyo que nunca fumó enfermó de faringitis crónica , hubiera dado la vida por su hijo pero no fue capaz de dejar de fumar.

El tabaco alcanzó difusión internacional y llegó a ser un gran negocio, desde Cuba y ya antes del año 1600. Según se decía tenía muchas propiedades curativas, para diversidad de males pero su verdadero éxito fue en polvo, como el famoso “rapé” que era inhalado. Picado y enrollado en su propia hoja o en hoja de maíz, fumado en pipa y envuelto en papel de arroz.

Aceptado por muchos y condenado por otros, sobrevivió hasta hoy. “La Santa Inquisición” lo consideró artilugio del Diablo porque según decían “solo él podía hacer que los hombres echaran humo por la nariz” y condenó al primero que osó sembrarlo en su jardín. En 1557 hubo la primera ley antitabaco en territorio español.

El embajador francés en Lisboa, Jean Nicot, en 1560 envió a su reina Catalina de Médici unas hojas de tabaco triturado o “rapé” para aliviar las constantes migrañas que padecía. Así ella se convirtió en consumidora habitual y promotora de sus virtudes. El nombre de Nicotina hace alusión precisamente a este embajador “Nicot”.

Sin embargo esto es lo que opinaba sobre el tabaco el Rey Jaime I de Inglaterra: “Es una costumbre molesta para los ojos, repugnante al olfato, dañino para el cerebro, nociva para el pulmón y cuyo humo negro y apestoso tanto recuerda a los pavorosos afluvios que brotan de la sima del fondo del averno Estigiano”.

Cristóbal Colón fue a buscar los tesoros de las Indias y nos trajo una verdadera ruina. Una hierba que conquistó y esclavizó a los conquistadores. Menos mal que también de allí nos trajeron las patatas.