jueves, 16 de agosto de 2012

CANTO A LA ESPERANZA

CANTO DE ESPERANZA

¡Mirad como amanecen los azules
bajo el arrullo del ave cantora!
¡ved cómo se despierta la mañana!,
se retira el barco de la luna
y tira de los hilos de la aurora.

Es necesario que amanezca el día,
no caben en el cielo tantas  lunas,
no es para el desdichado la fortuna
ni hay que buscar estrellas en el mediodía.

Amasa el hombre  el hambre y la miseria
 y es ese nuestro pan de cada día,
un amasijo de maldad absurda
en el burdo trono de la tiranía.

Nos visitan terrores en la noche,
amargos gemidos flotando en agonía,
la oscuridad  atrapando  las luces
apagando los colores del albor del día.

Una oración humilde burbujea,
las palabras del salmista eran bien sabias
“todo en la vida es un correr detrás del viento”
y se amontonan en el cosmos las plegarias.

No caben en el cielo tantas lunas
ni puede el corazón con tanta rabia,
el tiempo consume su almanaque
y las razones están todas en el alma.


Iluminad hasta los ojos de los ciegos,
despertad y  avanzad velas izadas,  
enterraremos  los fantasmas de los miedos
y cambiaremos el hoy por el mañana.

¡Mirad como se funden las estrellas,
¡ved como se despierta el alba!
cómo disuelve la tinta de la noche
y el ave cantora
 da su trino de amor a la esperanza.

No hay comentarios: