domingo, 23 de septiembre de 2012

LA FERIA SABÁTICA-EL PULSO DE LA CIUDAD

LA FERIA SABÁTICA, EL PULSO DE LA CIUDAD

Hoy es sábado y hay feria.  Todos los sábados hay una feria que convoca a la gente de los alrededores y alos feriantes. Los vendedores trabajan mucho  montando y desmontando todo un mercado que apenas dura cuatro horas, pero es su único medio de vida. El  hombre del tiempo dijo que iba a llover pero se equivocó, amaneció un día hermoso que dio mucho de sí y nos invitó a todos  a salir a la calle. Las ferias tienen un olor especial muy  humano, nada que ver con las grandes áreas comerciales, las gentes se saludan y hasta conversan brevemente cuando se cruzan los que se conocen, en estas poblaciones que  todavía no son demasiado grandes se conoce mucha gente. Te acercas a un puesto de zapatos porque te llama la atención ese tan bonito con un poco de tacón, hasta parecen buenos. ¿Cuánto cuestan? Preguntas, diez euros, te dice la gitana. Dame el 38, a ver, que te lo miro…, no está, pero hay este otro que te va a quedar perfecto. Bueno, ¿si me los dejas en 8 euros?, ¡llévatelos! Aquí aún puedes regatear, mirar, revolver y probar, con alfombras improvisadas de cartón e higienizar la prueba con una bolsa de plástico en el pié, todo muy rústico,  cada cual va a su rollo.
Relojes, bolsos, collares, pulseras, camisetas, vestidos, pañoletas.  Pan, jamón, queso, churros, discos, películas y  los campesinos llevan sus  productos: hortalizas, fruta, huevos, pollos, gallinas, en fin, casi de todo. Las terrazas de los bares todas ocupadas y en la peatonal, un joven disfrazado de payaso anunciando algo. Dos mendigos sentados en el suelo pidiendo, con un cartel que dice “no tengo trabajo” ¡Qué novedad”!.

Un poco más arriba hay un tumulto de gente revolucionada levantando la voz y con pitos silbando, llamando la atención, aprovechando que la calle es multitud. Hombres y mujeres con pancartas y un gran cartel desenvuelto haciendo su proclama. Resulta que son menos afortunados que los mendigos, ellos no tienen el medio de vida, pero no han trabajado. Los que protestan, han trabajado y no les pagan, el colmo de la tan mareada crisis.  Son los trabajadores y trabajadoras del servicio de AXUDA NO FOGAR DE ARTEIXO, que prestan servicio a dependientes mayores, y ellos mismos dicen:
“OS NOSOS MAIORES E ENFERMOS NECESITAN UN SERVIZO DE AXUDA NO FOGAR. NOS PRESTÁMOLO, E ÍMOLO SEGUIR FACENDO, PERO NON SABEMOS O TEMPO QUE PODEREMOS FACELO SI NON NOS PAGAN O SALARIO.       NOS TRABALLAMOS, A EMPRESA GALICIA SAUDADE-XENTES – NON PAGA-“
Demandan el apoyo popular y la respuesta del Sr. Alcalde que, según dicen, ya es sobradamente conocedor de esta situación.

La ciudad está viva, se le puede tomar el pulso, todo lo que ocurre llega a ser muy interactivo,  no obstante la mañana se acaba, y se va recogiendo todo. Papeles, plásticos, cajas, el suelo es un revoltijo que  espera al servicio de recogida de basuras. Se van llenando los coches de los feriantes, tienen prisa para ir a comer. Las terrazas de despejan y los manifestantes también se van llevándose la impresión de que han conseguido algo, seguramente que sí, o por lo menos han cumplido su objetivo, concienciar o informar de su problema a la población.  Nos vamos a casa, con dolor de pies y menos dinero, pero agradeciendo un hermoso día.

Lucia Vilches Moya.

No hay comentarios: