lunes, 21 de marzo de 2016

DIA INTERNACIONAL DE LA POESÍA

DIA INTERNACIONAL DE LA POESÍA. Y LA PRIMAVERA.
La poesía: no es ni un tratado de leyes justas, ni un programa electoral, y en muchos casos ni siquiera las vivencias del poeta. El poeta es un ávido observador de la vida, que escribe traduciéndola en forma de versos poco más o menos acertado en su visión. Puede ser en alguna ocasión, objetivo, y otras muchas subjetivo, errado o acertado, por tanto también la forma de exponerlo sentirlo o escribirlo va a depender de la percepción del poeta, y expondrá de forma particular su realidad, la que él ve con relación a los sueños que anhela, y lo que interpreta desde su interior lo que ve y le rodea del exterior, que es de donde se nutre. Lo que es indudable es que el poeta (genérico) es un romántico que quisiera cambiar el mundo a su imagen y semejanza, como muy bien se puede ver en sus letras.

La poesía: es bella en sí misma. Si te gusta, escríbela, léela, disfrútala pero, no la creas en su totalidad. En su contenido solo es un sueño, o una realidad dudosa para algunos, mientras que para otros es la esperanza sublime, una ensoñación ideal en la que él cree, y por la que está convencido que vale la pena luchar. En su contenido, la poesía escrita es una exposición del entorno y lo que en él se percibe.

La poesía: también es una exhibición de la belleza del lenguaje. Son bellos paisajes, descritos y escritos, donde se intenta colocar cada elemento en su lugar, si es posible usando las palabras más bellas y significativas, tanto si riman como si no. Según mi propio parecer, no es bueno para la poesía sacrificar el sentimiento que se quiere comunicar a cambio de una rima que desmerezca el sentir del contenido.

La poesía: ha de despertar el oído y tocar el alma. Si lo que lees te deja indiferente, no ha cumplido su misión. Es como un cuadro a medio acabar que se vislumbra un buen paisaje, pero necesita los retoques de una mano diestra y con sensibilidad artística para que resplandezca.

¿Qué es poesía?: LA VIDA ES POESÍA, y sabemos que siempre se puede mejorar. Lo primero, o por lo menos bastante importante para el poeta, es tener una buena disposición hacia el exterior. Es necesario que el que escribe, le canta al amor, procure la verdad y consiga que veamos un mundo mejor, aunque haya que buscarlo con afán. Siempre podemos encontrar sonrisas ocultas aún entre los andrajos de las vidas más tristes. Eso es el triunfo del amor y el milagro de la poesía. La poesía es capaz de encontrar todas las flores de invierno.
Lucía Vilches Moya

No hay comentarios: