jueves, 31 de marzo de 2016

LA TIERRA, DANDO VUELTAS ALREDEDOR DEL SOL

31/3


Lucía Vilches Moya.
Somos satélites del sol y estamos dentro de su órbita, campo magnético de atracción, de su espacio, sujetos a su influencia junto con otros planetas, bien organizados y ordenados de forma adecuada para hacer posible la vida, con miles o millones de factores bien ensamblados para hacerla, no solo posible sino agradable. Esos factores encadenados cuidadosamente, el ser humano con su inteligencia "coja"por el orgullo y la presunción, se está cargando el "ecosistema" del que hablamos, y a estas alturas se deberían dar cuenta de que lo que están poniendo en jaque es la mismísima supervivencia de la humanidad. El género "hombre" es una hormiga enfrentándose a un tren de alta velocidad. Los poderosos todavía no han asumido que no somos una semilla abandonada en el universo que necesita ser rectificada. Ni estamos solos ni somos una casualidad. Me remito a los resultados. Todo lo que el hombre toca en el nombre de la ciencia, lo estropea. No hay castigos divinos, hay consecuencias del mal hacer. El alterar la naturaleza trae como consecuencia lo que ya tenemos encima. Recalentamiento del planeta. tormentas descontroladas, deshielo en los polos con destrucción masiva de ecosistemas, desaparición de especies por arrasamiento de su hábitat natural, eliminación de zonas de pluviselvas, contaminación del agua, del aire, de los alimentos, desaparición de las abejas, que son nuestro pan, por contaminantes insecticidas, etc, etc, etc, Somos parte del universo, pero este puede prescindir de nosotros, nosotros no podemos prescindir de él. Somos el contrapunto en el orden del universo. Como dice mi querido amigo Lino. La tierra es el único "cielo"que anhelamos y en el que queremos vivir., Nosotros decidimos, si morir delante de la tele, juzgándolo todo desde nuestro sofá, o vivir  acorde con la naturaleza, que está hecha absolutamente para nuestro bien. Aunque muchos no lo crean, esta, está bellamente y exquisitamente preparada por un Creador que nos ama. Solo creo lo que veo, por eso creo cada vez más. En quien no se puede poner ninguna fe es en esta raza de "seudo dioses" que se están cargando el planeta desde el monte sagrado de la corrupción donde ellos mismos tienen su dios, el dinero, eso sí, con nuestro beneplácito. A ver como se desarrollan los acontecimientos. Mientras tanto, seguiremos dando vueltas alrededor del sol.

No hay comentarios: